¿Zona transatlántica de libre comercio EE.UU.- UE y LAC? | Economía | DW | 23.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

¿Zona transatlántica de libre comercio EE.UU.- UE y LAC?

Analistas consideran posible una futura zona de libre comercio e inversión integrada por Estados Unidos, la Unión Europea y América Latina. "Daría un enorme empuje económico a las partes involucradas".

En medio de grandes expectativas comenzaron hace unas semanas las conversaciones entre Estados Unidos y la Unión Europa para alcanzar un Acuerdo Transatlántico sobre Comercio e Inversión (ATCI) que, se estima, podría eliminar la mayoría de las barreras comerciales e impulsar el intercambio de mercancías y de servicios, cuyo valor actualmente se estima en unos 2.700 millones de dólares anuales.

El eurodiputado español Francisco Millán Mon presentó ante el Parlamento Europeo un reporte sobre el papel de la UE en la promoción de una cooperación más amplia. “La idea es que los dos socios transatlánticos más importantes hasta ahora, como son la Unión Europea y Estados Unidos, debieran pensar en la posibilidad de extender una cooperación más estrecha y amplia hacia los países del sur del Atlántico”.

El eurodiputado, miembro del Partido Popular Europeo (PPE), el más numeroso en la Eurocámara seguido del grupo socialista y socialdemócrata (S&D), recuerda que la UE tiene acuerdos de libre comercio con México, Colombia, Chile, Perú, así como con los países de Centroamérica. Está negociando uno con Canadá. Estados Unidos, por su parte, cuenta con acuerdos de libre comercio con todos estos países. “Si estas negociaciones bilaterales entre la UE y EE.UU. prosperan y se llega a un acuerdo al final, dado que coincidimos con terceros países, podríamos pensar en un enorme espacio de intercambio comercial y de inversiones que podría abarcar a la UE, Canadá, Estados Unidos, México y una serie de países de América Latina”.

Interesante para todas las partes

“Es una propuesta muy interesante para todas las partes involucradas”, afirma por su parte el catedrático de la Universidad de Kiel Federico Foders. “Se está negociando un acuerdo entre la UE y EE.UU., pero este país es parte del NAFTA (North American Free Trade Agreement), que integra con Canadá y México. Todo acuerdo de libre comercio ofrece una serie de beneficios para los que son parte de ese acuerdo. Pero a su vez discrimina a aquellos que se quedan fuera. Por lo tanto como una compensación de esa discriminación (de la que sería objeto México, por ejemplo) sería muy interesante tener un segundo proyecto que sería complementario a los acuerdos bilaterales que ya existen entre la Unión Europea y algunos países latinoamericanos como México, Perú y Colombia, entre otros”, afirma Foders.

Foders destaca que un proyecto de esta naturaleza podría dar un impulso a las negociaciones con Mercosur que están empantanadas. “Si este proyecto se arma bien habría un gran potencial. Todo el mundo ha entendido que las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea no tienen mucho fundamento en un futuro, por lo que sería muy bueno un proyecto continental que lo sustituyera y que abarque desde México hasta la Patagonia”, destaca.

“Centroamérica tiene relaciones muy estrechas con Estados Unidos y está intentando estrechar sus relaciones comerciales con Asia. Yo creo que esa región también estaría interesada en mejorar sus condiciones de acceso al mercado de los 28 países miembros de la UE pero me imagino que los cuatro países que conforman la Alianza para el Pacífico -Chile, Perú, Colombia y México- son los que más se beneficiarían de un acuerdo de ese tipo y que estarían dispuestos a iniciar negociaciones cuanto antes", afirma el catedrático nacido en Buenos Aires.

Cooperación cuadrangular en narcotráfico

Por su parte, Millán Mon señala en su informe otras áreas que van más allá del ámbito comercial, en donde sería posible una cooperación trasatlántica. “Por ejemplo en el narcotráfico, un tema no sólo triangular sino cuadrangular, porque mucha droga proveniente de América Latina pero no va sólo a Estados Unidos, también va a la ribera atlántica de África y desde ahí sube hacia Europa. Ahí hay un potencial de cooperación en el que estarían involucrados Estados Unidos, América Latina, los países africanos concernidos y Europa como bloque consumidor”.

Autora: Eva Usi

Edición: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda