1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Zarif pide a Irán "rezar" por un acuerdo nuclear

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán pidió a sus compatriotas que recen para que finalmente se pueda lograr un acuerdo nuclear "conveniente". Según China, dicho acuerdo depende de decisiones de Irán y EE. UU.

En declaraciones recogidas por la agencia oficial iraní IRNA, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, apuntó este lunes (6.07.2015) que “todavía persisten algunas diferencias” entre las delegaciones que desde hace once días negocian en Viena un pacto que ponga fin al contencioso sobre el programa nuclear iraní.

"El resultado todavía no está claro. Le pedimos al pueblo que rece para que pase lo conveniente para el islam y el pueblo iraní", dijo Zarif.

IRNA informa que un alto negociador iraní apuntó que el anexo técnico que acompañará el acuerdo nuclear ya está redactado en casi un 70 por ciento.

Acuerdo nuclear depende de Irán y EE. UU.

Las potencias mundiales están muy cerca de sellar un acuerdo de amplio alcance con Irán sobre su controvertido programa nuclear, dijo el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, que se reunirá este lunes en Viena con sus colegas del Grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, Rusia y Alemania).

"Lo que es importante es que hoy y mañana todas las partes, especialmente Estados Unidos e Irán, tomen las decisiones finales lo antes posible", destacó cuando faltan menos de 48 horas para que expire el plazo que se pusieron las partes para alcanzar un acuerdo.

Por su parte, el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, puntualizó que los avances en las negociaciones y la posibilidad de llegar a un acuerdo dependen del valor de los negociadores.

Los temas que dificultan un pacto son el régimen de sanciones al que se sometería al programa atómico iraní y cómo y cuándo levantar las sanciones que pesan sobre Irán. Si el acuerdo llega después del jueves, el Congreso estadounidense tendría 60 en lugar de 30 días para revisarlo antes de que entrara en vigor, lo que daría más tiempo a los defensores de la línea dura, tanto en Estados Unidos como en Irán, para presionar en
su contra.

VC (efe, dlf, dpa)