1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Zé Roberto: "No hay más tiempo para experimentos"

Para el Bayern Múnich la temporada empezó de una forma dramática, el campeón alemán se encuentra en la posición 11 de la clasificación. DW-WORLD habló con Zé Roberto sobre la actual crisis de su equipo.

default

Ze Roberto: "cada vez mejor con los años..."

DW-WORLD.DE: Hola Zé, ¿cómo está?

Zé Roberto: No tan bien, por lo menos no me va como a mí me gustaría.

¿Por qué? Usted es en la actualidad el mejor jugador del Bayern.

Puede ser, pero el equipo atraviesa por una situación difícil, nuestra posición en la Bundesliga es muy complicada. Por suerte en la Champions League es diferente.

¿Tiene una explicación para eso?

Deutschland Fußball Bundesliga Ze Roberto bei Bayern München

Zé Roberto con la camiseta del Bayern Múnich.

No. La he buscado, pero no la encuentro. En todos mis años con el Bayern no me puedo acordar de haber empezado tan mal un campeonato, yo no he vivido algo parecido en toda mi carrera. Hay mucha gente ocupada con encontrar explicaciones para este momento difícil, pero en mi opinión, todo es tan complejo que lo que menos se necesitan son explicaciones. Lo que necesita el equipo es poder trabajar en calma y así alcanzar su objetivo: estar en los primeros lugares.

¿Qué se le viene a la cabeza cuando mira el tablero y descubre al Bayern en la posición 11?

Pienso en el próximo partido, en la oportunidad de obtener una victoria, de sumar 3 puntos que nos acerquen a los puestos de arriba de la tabla.

¿Nada de desesperación y frustración?

No, esos sentimientos no los tengo porque sé que tenemos aún todo en nuestras propias manos y que el campeonato apenas ha tenido 7 jornadas. Si estuviéramos en una situación parecida acercándonos al final de la Bundesliga entonces tal vez sí sentiría desesperación y frustración, pero en este momento la temporada es aún muy joven y nos ofrece tiempo y la posibilidad de recuperarnos y dejar atrás esta desagradable posición.

Usted es el único jugador en el Bayern que tiene motivos para estar contento, su rendimiento en esta temporada ha sido muy bueno, lo cual no se puede decir del resto del equipo.

Yo no tengo ninguna razón para estar contento. Cuando las cosas marchan en un equipo los jugadores se benefician de eso, pero lamentablemente a la inversa no es así. Yo pienso primordialmente en el grupo y me doy cuenta que de nada sirve brillar en lo individual cuando en lo colectivo tenemos un momento difícil.

Pero usted puede estar orgulloso de sí mismo...

Si, estoy orgulloso. Al regresar de mis vacaciones de verano me prometí a mí mismo hacer de esta temporada la mejor de mi carrera. La pasada fue para mí muy buena y quiero superarla en ésta. De todas formas: no le ayuda a nadie, tampoco a mí, que este año Zé Roberto juegue muy bien si al final no obtenemos títulos. Mis goles y mi rendimiento serían inútiles si no aportan a que el equipo obtenga algo.

Hoy se podría pensar que el equipo está bastante lejos de obtener algo.

Yo no creo que estemos lejos de obtener cosas. Yo estoy convencido de que vamos a mejorar, que de ninguna manera nos quedaremos en la posición que tenemos hoy, vamos a hacer una gran temporada. Estamos viviendo el principio de una nueva filosofía de trabajo y todo inicio es difícil.

Una de los elementos más importantes de esa nueva filosofía, la de Jürgen Klinsmann, es hacer de cada jugador, cada día, uno mejor. Muchos críticos sostienen que usted es el único que ha mejorado en el Bayern.

Eso funcionará con todo el equipo. Por mi edad y mi experiencia esa filosofía ha funcionado mucho más rápido, desde el principio entendí a Klinsmann, pude ver por qué experimenta, por qué hace determinadas cosas.

Tengo claro qué es lo que él quiere alcanzar y cómo lo quiere hacer, probar es parte de esta fase del plan. El equipo ya ha mostrado que entiende lo que él quiere, por ejemplo en los partidos contra Colonia, contra Núremberg o en la segunda parte del juego contra Lyon en la Champions League. Lo que nos falta es constancia y un buen balance.

Pero precisamente por eso el entrenador está en problemas. ¿Cómo ve usted la situación?

Desde que Klinsmann es nuestro entrenador, ha probado muchas cosas, está buscando el mejor equipo, y antes de encontrarlo tiene que experimentar. Klinsmann llegó con su propia mentalidad de trabajo, pero él conoce al plantel, aquí están los mismos jugadores que ganaron los títulos de la Bundesliga y la Copa Alemana la temporada pasada, los mismos que él observó a lo largo de la temporada pasada. Pero para tener el Bayern que él quiere tiene que hacer sus propias experiencias. Es injusto criticarlo sin tener en cuenta que hace poco asumió la dirección del equipo y que su plan es a largo plazo, al fin y al cabo tiene un contrato por dos años.

Pero la afición no tiene tanta paciencia…

La reacción de la afición es comprensible, si yo fuera un seguidor común y corriente del Bayern también estaría molesto. Pero los aficionados piensan como aficionados, no como el cuerpo técnico o las directivas, cuya responsabilidad es sentar las bases para el futuro. La hinchada debe confiar en nosotros y darnos su confianza.

¿Durante cuánto tiempo deben ellos tolerar los experimentos en el club?

Ya no tenemos más tiempo, el Hamburgo está a 7 puntos. El tiempo de los experimentos se acabó, eso lo sé yo y estoy seguro que también lo sabe el entrenador. En estos momentos no podemos quejarnos ni andar buscando explicaciones, a partir del próximo partido, contra Karlsruhe, la temporada comienza de nuevo para nosotros.

La temporada de su despedida de Alemania, ¿ya empezó a aprender inglés?

No, ¿por qué?

Porque según dicen, usted emigra a los Estados Unidos, a jugar para el FC Dallas...

El FC Dallas, como otros clubes, ha mostrado interés, pero yo aún no sé cien por cien si me quedaré en Alemania o no.

¿No rechazó luego ya una oferta del Bayern Múnich para renovar su contrato?

Para evitar malentendidos debo aclarar que: primero, nadie en el Bayern me ha hablado oficialmente de una renovación de mi contrato; segundo, en caso de que el Bayern, o cualquier otro club, quiera conversar conmigo sobre mi futuro a partir del verano del 2009, responderé que este no es el momento oportuno para ello, apenas en febrero o marzo empezaré a meditar el tema; tercero, la decisión final la tomaré con toda mi familia, y tanto mi esposa como mis hijos están hasta ahora muy a gusto en Munich.

Entonces es probable que la afición del Bayern pueda disfrutar de otra temporada con Zé Roberto, un jugador que envejece mejorando.

Yo estoy por creer en mis propias bromas. Hace poco le conté a alguien que yo soy como el vino: más bueno con los años. Al parecer es verdad.