1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Yoani Sánchez: “El castigo por hablar es no salir de Cuba”

Yoani Sánchez garantiza que el único país en el que quiere vivir es Cuba. El Gobierno cubano no le permite viajar a Brasil, que la invitó a formar parte de un documental sobre la libertad de prensa.

La periodista cubana Yoani Sánchez no quiere vivir en otro lugar que no sea Cuba.

La periodista cubana Yoani Sánchez no quiere vivir en otro lugar que no sea Cuba.


El próximo 10 de febrero se estrena en la ciudad de Jequié, en el Estado de Bahía, el documental Conexión Cuba/ Honduras, del brasileño Dado Galvo. Una de las protagonistas del documental sobre la situación de la libertad de prensa en Honduras y Cuba es la bloguera cubana Yoani Sánchez, quien con su blog Generación Y se convirtió en una de las voces de mayor reconocimiento internacional por su crítica al Gobierno cubano.

Yoani Sánchez fue ganadora del concurso internacional de blogs de la Deutsche Welle The BOBs en 2008, y la revista Times la calificó ese mismo año como una de las 100 personalidades más influyentes del planeta.

La bloguera cubana fue invitada a participar del lanzamiento del documental en Bahía, pero el Gobierno en Habana le denegó el permiso de salida de Cuba. En las redes sociales se está formando un verdadero movimiento de apoyo a Yoani Sánchez. A través de una petición online se están reuniendo firmas de apoyo en Facebook.

La propia bloguera envió un mensaje en video a través de internet en el que solicita apoyo a la presidenta Dilma Rousseff para que intervenga ante al Gobierno cubano para que se le otorgue el permiso de salida del país. Uno de los políticos brasileños más comprometidos con la causa de Yoani es el senador Eduardo Suplicy, que envió una carta al embajador de Cuba en Brasil solicitando autorización de visita. Según Suplicy, el propio expresidente Lula da Silva sugirió a Yoani Sánchez que pidiese apoyo a Dilma Rousseff, quien planea un viaje a Cuba para finales de enero.

En entrevista exclusiva con Deutsche Welle, Yoani Sánchez habló sobre su deseo de visitar Brasil y sobre los motivos que le impiden viajar.

Deutsche Welle: ¿Qué puede decirnos sobre esta petición que está haciendo a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff? ¿Por qué desea viajar a Brasil?

Yoani Sánchez: La idea de viajar a Brasil es algo que vengo llevando conmigo hace casi dos años. El motivo fundamental es participar de la presentación del documental de un director brasileño, Dado Galvao. El documental aborda el tema del periodismo en Cuba y en Honduras, y será presentado el 10 de febrero en la ciudad de Jequié, en el Estado de Bahía.

¿De qué manera participa usted en ese documental?

Soy una de las protagonistas de ese documental, que incluye testimonios de varios periodistas de Cuba y Honduras. Fui una de las personas que Dado invitó para dar testimonio sobre su experiencia como periodista.

Esta no es la primera vez que las autoridades cubanas le niegan una visa para salir de Cuba. ¿Por qué no le permiten viajar?

Hay muchos motivos por los cuales las autoridades le niegan el permiso de salida a un cubano. Por ejemplo, si es médico, es muy probable que no pueda viajar fuera del país. Y lo mismo sucede con un exmilitar o con alguien que esté al tanto de ciertos secretos de Estado. Y hay otro grupo – en el que me encuentro yo- formado por los críticos, los inconformistas, los periodistas independientes, a quienes se castiga por expresarse libremente o tener una posición política diferente precisamente impidiéndoles salir del país.

¿Las autoridades temen que puedan hablar?

Exactamente. En Cuba, mucha gente utiliza el silencio como protección, y si alguien rompe esa fórmula que consiste en callar puede ser castigado de muchas maneras. Una de las formas de penalizar a las personas es impedirles salir del país. Ahora, esta no es la explicación que se da a nivel oficial. Cada vez que solicité permiso para viajar fuera de Cuba –algo que hice en 18 oportunidades en los últimos cuatro años- siempre se me respondió de manera muy automática. Las autoridades cubanas dicen: “Usted no está autorizada a viajar”. Pero nunca explican por qué.

Claro, como no soy médica ni poseo secretos militares, y no estoy siendo procesada legalmente, la única explicación plausible es que no me dejan salir debido a mis publicaciones, a mi blog, debido a mis ideas, por mi manera crítica de ver al Gobierno cubano.

¿Las autoridades saben que usted desea regresar, dado el caso de que se le permita salir de Cuba?

Sí, así es. Yo no quiero vivir en otro lugar que no sea Cuba. Quiero retornar inmediatamente después de mi viaje. Planeo quedarme cerca de dos semanas en Brasil, hacer un pequeño viaje por países latinoamericanos y, tal vez, por Europa y EE. UU., y luego regresar a mi familia y a mi país.

¿Cree que Dilma Rousseff pueda intervenir ante el Gobierno cubano para que obtenga este permiso de salida?

Dilma Rousseff es una mujer que sufrió en carne propia el autoritarismo, la represión, la desproporción de fuerzas existente entre un gobierno autoritario y sus ciudadanos. Entonces, pienso que ella tiene una sensibilidad, una capacidad de comprender mi situación. Además, Dilma Rousseff es una persona a la que las autoridades cubanas escuchan, es decir, el Gobierno de Raúl Castro escucha al Gobierno de Brasil. Y eso me da cierta esperanza.

¿Piensa que en Cuba puede producirse algo como lo sucedido en la primavera árabe?

Por el momento no creo que sea posible, porque todo está muy desconectado, en un estado todavía muy embrionario. Además, es muy difícil que las nuevas tecnologías cumplan aquí el mismo papel que cumplieron en África del Norte. Es preciso recordar que vivimos en un país con una de las más bajas conectividades de internet del planeta. Y eso dificulta mucho la posibilidad de convocarnos, es decir, los medios nacionales están en manos de monopolios estatales y es muy difícil lograr que el otro sepa que pensamos igual a él, y convocar a la gente a una manifestación en una plaza.

¿Quiere enviar algún mensaje a los brasileños?

Me gustaría mucho conocer la realidad de Brasil y conocer a todas las personas que están haciendo algo para que pueda tomar un avión y viajar a Bahía, porque hay muchos ciudadanos que están utilizando las redes sociales para denunciar lo que está sucediendo conmigo. También sé que el senador Eduardo Suplicy ha iniciado diversos movimientos de apoyo, y también el mismo documentalista, Dado Galvao, y que se están juntando firmas en Facebook. Si es por la solidaridad ciudadana, sé que lo voy a lograr.

Entrevista: Carlos Albuquerque (CP)
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda