Xi envía señal a EE.UU. | El Mundo | DW | 19.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Xi envía señal a EE.UU.

El nuevo jefe de Estado y del Partido Comunista chino, Xi Jingping, envió un signo de buena voluntad a Estados Unidos al recibir a su secretario de Finanzas, Jacob Lew, como primer invitado extranjero.

China y Estados Unidos pusieron los temas comerciales y económicos en el tope de su agenda diplomática cuando el presidente chino, Xi Jinping, se reunió este martes con el secretario del Tesoro estadounidense, Jack Lew.

La agencia oficial de noticias china, Xinhua, sostuvo que Lew debe usar su visita para convencer a Pekín de que Washington podrá resolver sus problemas de deuda, estabilizar el valor del dólar y cumplir con los compromisos comerciales. "Hay mucho en juego", dijo la agencia.

En tanto Xi, nombrado en el cargo durante la Asamblea Popular Nacional clausurada el domingo en Pekín, dijo que "la relación entre China y Estados Unidos tiene enormes intereses comunes, pero por supuesto inevitablemente también hay algunas diferencias", en un tono mucho más moderado que el usado por la agencia Xinhua.

El nuevo secretario de Finanzas estadounidense, también relativamente nuevo en el cargo, destacó asimismo la disposición de Washington a cooperar con Pekín. "Como las dos mayores economías internacionales, Estados Unidos y China tienen la obligación especial de garantizar un desarrollo equilibrado, estable y sostenible en el mundo", cita la televisión Phoenix, de Hong Kong, a Lew.

Comercio, moneda, hackers...

Washington espera que la segunda economía del mundo reduzca los obstáculos al comercio y las inversiones y proteja los derechos de propiedad intelectual estadounidenses, añadió.

Para Lew, que asumió en febrero, es también el primer viaje al extranjero. En su visita de dos días se reunirá con el nuevo jefe de gobierno chino, Li Keqiang, su homólogo Lou Jiwei, también recién nombrado, y el presidente de la poderosa Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, Xu Shaoshi.

Entre los temas de la agenda destacan el curso de cambio monetario chino, problemas comerciales y reformas económicas, así como las denuncias estadounidenses de ataques de hackers procedentes de China. Washington quiere que Pekín persiga y ponga fin a esas actividades. El tema ya fue tratado en la conversación telefónica entre el presidente estadounidense Barack Obama y su homólogo Xi tras su nombramiento.

El nuevo jefe de gobierno chino rechaza las acusaciones, que considera infundadas, y apunta que los ataques de hackers son un problema mundial que también sufre su país. China rechaza esos ataques y está dispuesto a trabajar para lograr una mayor seguridad en la red.

Diálogo estratégico

Tanto Xi como Lew coincidieron en la importancia del papel del denominado Diálogo Estratégico y Económico, que tendrá lugar este año en Estados Unidos después de haber sido celebrado en China en el 2012. El comercio es claramente un área de cooperación y rivalidad entre las dos economías más grandes del mundo.

El Ministerio de Comercio chino dijo en un evento por separado que acelerará las negociaciones comerciales con socios clave, en momentos en que Estados Unidos realiza esfuerzos por sellar su propio acuerdo Trans-Pacífico de libre comercio.
China llevará a cabo este año tres rondas de negociaciones comerciales con Japón y Corea del Sur e intensificará las negociaciones con otros socios comerciales, dijo el Ministerio de Comercio.

Las conversaciones son vistas por analistas como una iniciativa de dos vías de Pekín. Por un lado, China busca acercar posiciones con Japón tras las recientes tensiones diplomáticas entre ambas naciones por unas islas en disputa en el Mar de la China Oriental, mientras que, por otro, luchará contra los planes de Washington de reafirmar su papel en Asia.

rml/er (dpa, reuters)

DW recomienda