1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Washington: sanción contra misiles iraníes

La prensa estadounidense informa que Washington prepara nuevas sanciones contra Teherán. Las mismas buscarían castigar el desarrollo de misiles para el arsenal persa. Irán alega que las medidas punitivas serían ilegales.

Por primera vez desde el acuerdo alcanzado en julio en torno al programa nuclear persa vuelve a hablarse de sanciones estadounidenses contra Irán. Sin embargo, en esta ocasión, las medidas punitivas no recaerían sobre el Gobierno de Teherán, sino sobre empresas y particulares de Irán, Hong Kong y los Emiratos Árabes Unidos por colaborar en el desarrollo de misiles para el arsenal iraní. Así lo informaron la cadena de televisión CNN y el diario The Wall Street Journal.

Esta polémica ha terminado por adquirir una dinámica propia. El presidente de Irán, Hasan Rohani, advirtió que podría acelerar su programa de misiles si Estados Unidos impone nuevas sanciones contra su país. “Si llegara a reiterarse esta política hostil e injerencista de Estados Unidos, la Fuerza Armada tendrá el deber de ampliar y acelerar el programa de misiles”, aseguró Rohani en un escrito enviado al ministro de Defensa, Husein Dehghan.

eherán ha tachado de “ilegales” las eventuales sanciones. “Irán tiene el legítimo derecho de aumentar su potencial de defensa para la seguridad interna”, advirtió este jueves (31.12.2015) el portavoz del Ministerio de Exteriores persa, Yaber Ansari. Las medidas estadounidenses no impedirán que Teherán ejercite ese derecho, advirtió el vocero. El castigo podría poner a prueba el acuerdo nuclear alcanzado en julio entre Irán y varias potencias extranjeras.

Irán podría considerar las sanciones como una ruptura del acuerdo. Por su parte, Estados Unidos justifica las sanciones alegando que éstas están alineadas con sus esfuerzos para restringir la financiación del terrorismo y luchar contra la violación de los derechos humanos. El intercambio de argumentos promete endurecerse: este miércoles (30.12.2015), Washington denunció que Irán había disparado misiles junto a un portaaviones estadounidense en el estrecho de Ormuz.

Irán desmintió el incidente que supuestamente tuvo lugar el pasado 26 de diciembre, poniendo en riesgo al portaaviones “Harry S. Truman” y a varias naves comerciales. Los barcos militares iraníes no han llevado a cabo ninguna maniobra en la zona en las últimas semanas, aseguró el general Ramezan Sharif, portavoz de los Guardianes de la Revolución. “Las informaciones al respecto del Ejército estadounidense son una mentir”, agregó el militar persa.

Según el Mando Central estadounidense, los barcos de la Marina iraní lanzaron los misiles “muy cerca de embarcaciones de la coalición y de embarcaciones mercantes”, tan sólo 23 minutos después de haber notificado que lo harían. Para Estados Unidos se trata de un acto “muy provocador”.Para reforzar esta narrativa, Washington no olvidará que, en octubre, Teherán probó con éxito un nuevo misil de medio alcance, algo que Estados Unidos consideró una violación de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

Israel, por su parte, se siente amenazado por el programa de misiles de Irán y amenazó en varias ocasiones de forma indirecta con bombardear las instalaciones iraníes. En julio de 2015, Irán alcanzó un acuerdo con las cinco potencias del Consejo de Seguridad de la ONU –Estados Unidos, Francia, Reino Unido, China y Rusia– y Alemania para reducir considerablemente su programa atómico. A cambio se eliminarían, a más tardar en febrero de 2016, las sanciones económicas que pesan sobre Teherán.

ERC ( dpa / EFE )

DW recomienda