Visita de Rasmussen a Kiev irrita a Rusia | El Mundo | DW | 08.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Visita de Rasmussen a Kiev irrita a Rusia

Rusia critica la presencia permanente de buques de guerra afiliados a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el Mar Negro y acusa a Anders Fogh Rasmussen de agravar el conflicto interno ucraniano.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen (der.) y el presidente ucraniano, Petro Poroshenko.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen (der.) y el presidente ucraniano, Petro Poroshenko.

Rusia criticó la presencia permanente de buques de guerra afiliados a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el Mar Negro, alegando que ésta viola los acuerdos internacionales y propicia el agravamiento del conflicto de Ucrania, que se ha cobrado nuevas víctimas en las últimas 24 horas: al menos 19 personas murieron y 97 resultaron heridas en el este de la exrepública soviética debido a los enfrentamientos entre separatistas prorrusos y soldados leales al Gobierno central de Kiev.

El embajador ruso ante la alianza atlántica, Alexander Grushko, sostuvo que la OTAN realiza una “campaña antirrusa” que de nuevo lleva a la OTAN al callejón sin salida de la Guerra Fría. Grushko señaló que, durante la visita que hizo a Kiev el jueves (7.8.2014), el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, no había expresado ni un mínimo de preocupación por las víctimas o por la ola de refugiados que la crisis interna ucraniana está generando. Grushko agregó que la OTAN azuza el fuego con ejercicios militares y llamamientos a aumentar el gasto armamentista.

Grushko: “Rusia dará una respuesta a cualquier actuación que suponga un acercamiento de la OTAN a sus fronteras”.

Grushko: “Rusia dará una respuesta a cualquier actuación que suponga un acercamiento de la OTAN a sus fronteras”.

El viaje de Rasmussen a Kiev

Rasmussen le aseguró al Gobierno central de Ucrania que podía contar con el respaldo de la OTAN; no sólo con el apoyo de sus asesores, sino también con otros medios. El secretario general de la alianza atlántica le recomendó a Rusia que se abstuviera de intervenir militarmente en el conflicto ucraniano y de seguir apoyando a los rebeldes secesionistas.

“Rusia dará una respuesta a cualquier actuación que suponga un acercamiento de la OTAN a sus fronteras”, subrayó Grushko. Mientras tanto, la violencia continuaba en Ucrania Oriental: 15 soldados y guardias fronterizos murieron y 79 resultaron heridos en combates cerca de la frontera con Rusia en la región de Lugansk, señaló Andriy Lysenko, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa. Lysenko dijo a los periodistas en Kiev que el alto número de heridos se debió al uso de sistemas de artillería imprecisos por parte de los rebeldes separatistas.

Nuevas bajas en el este de Ucrania

Además cuatro civiles murieron y 18 resultaron heridos en ataques de artillería sobre Donetsk, informó el Gobierno regional el jueves (7.8.2014). “En todas partes de la ciudad se oyen detonaciones”, informaron las autoridades. En muchas partes, el suministro de gas está interrumpido. También las autoridades de Lugansk advirtieron que la situación en la ciudad es crítica por la interrupción de los servicios de agua, electricidad y comunicaciones.

La Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa (OSCE) informó sobre tiroteos contra dos edificios de vivienda y un hospital en el centro de Donetsk; estos sucesos habrían dejado una persona muerta y otra herida. Otra noticia proveniente del frente de batalla es un cambio en la jerarquía de la autoproclamada “República Popular de Donetsk”: el líder Alexander Borodai dimitió, informaron medios rusos, y fue sustituido por Alexander Sajarchenko, del movimiento nacionalista Oplot y oriundo de la ciudad.

ERC ( dpa / AP / AFP )