1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Virginia retirará la bandera confederada de matrículas de vehículos

Luego de que la gobernadora de Carolina del Sur, la republicana Nikki Haley, pidiera retirar la bandera confederada del Parlamento estatal, su homólogo en Virginia toma medidas sobre el "divisivo y dañino" símbolo.

Manifestación en Charleston, Carolina del Sur.

Manifestación en Charleston, Carolina del Sur.

El gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, anunció que su estado retirará la controvertida imagen de la bandera confederada de todas las matrículas de vehículos emitidas en el territorio, por considerarla un símbolo "divisivo y dañino".

El debate sobre el uso de la bandera confederada, un emblema que divide a Estados Unidos desde su Guerra Civil (1861-1865), se ha reavivado a raíz del tiroteo de la semana pasada en una iglesia de la comunidad negra de Charleston (Carolina del Sur), donde murieron nueve personas.

Objeto de una controversia y división

Un día después de que la gobernadora de Carolina del Sur, la republicana Nikki Haley, pidiera retirar la bandera confederada del Parlamento estatal, McAuliffe respaldó esa solicitud y anunció una serie de medidas en su propio estado: "Aunque aquí la bandera no está izada en la plaza del Capitolio (estatal), ha sido objeto de una controversia considerable, y divide a muchos de nuestros habitantes", dijo McAuliffe en un discurso.

"Incluso mostrarla en las matrículas emitidas por el estado es, en mi opinión, innecesariamente divisivo y dañino para demasiados ciudadanos", añadió el gobernador demócrata. McAuliffe explicó que una ley estatal aprobada en 1999 trató "específicamente de evitar que la bandera confederada formara parte del diseño" en las matrículas de los vehículos, pero decisiones de tribunales federales obligaron a la autoridad que emite las placas a permitir que se incluyera esa imagen.

Pasos claros

La semana pasada, el Tribunal Supremo de EE. UU. "decidió que los estados pueden de hecho evitar que el emblema confederado se imprima en sus matrículas, lo que contradice directamente las anteriores decisiones de los tribunales en Virginia", indicó el gobernador. Por tanto, McAuliffe dijo que pidió a la oficina del fiscal general del estado que "invalide la decisión judicial previa que exige que el emblema confederado aparezca en las matrículas emitidas por el estado".

Además, McAuliffe solicitó al secretario de Transporte del estado, Aubrey Layne, que desarrolle un plan para "para reemplazar las matrículas emitidas actualmente lo más rápido posible". Al respecto indicó: "Espero que estos pasos dejen claro que esta 'Commonwealth' (territorio de Virginia) no apoya la exposición de la bandera de batalla confederada ni el mensaje que envía al resto del mundo".

El debate sobre la bandera confederada no ha llegado solo a Carolina del Sur y a Virginia, sino también a otros estados del sur, donde aún persisten el uso de ese emblema que adoptaron los estados secesionistas -y favorables a la esclavitud- de la Confederación frente a la Unión (estados norteños) en la Guerra Civil del país.

Entretanto, la tienda online Amazon y el portal de subastas online eBay se sumaron a la mayor cadena de tiendas minoristas de Estados Unidos, Walmart, al frenar la venta de artículos con la cuestionada insignia. Asimismo, el gigante tecnológico Google anunció que removerá de su servicio de compras Google Shopping y de sus anuncios cualquier contenido con la controvertida bandera.

RML (efe, dpa)