1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Violento fin de semana tiñe de rojo a México

Al menos 18 personas perdieron la vida en el país en diversas acciones vinculadas con el narcotráfico y el crimen organizado.

Las autoridades mexicanas informaron este domingo (28.09.2014) de al menos 18 muertes ocurridas durante el fin de semana, entre ellas el asesinato de un dirigente regional del partido opositor PAN, quien murió asesinado en un restaurante de Acapulco. Otras 11 personas fallecieron en enfrentamientos entre presuntas bandas rivales y otras seis perdieron la vida en diversos hechos de violencia.

Braulio Zaragoza, secretario general del Partido Acción Nacional en Guerrero, desayunaba la mañana de este domingo en el restaurante del hotel El Mirador en Acapulco, ciudad donde se reuniría con otros dirigentes del PAN, cuando unos sujetos armados le dispararon en tres ocasiones. La muerte de Zaragoza se produce pocos días después del secuestro y asesinato de un diputado federal del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, condenó el crimen y exigió a las autoridades estatales “una investigación expedita y profunda” para aclarar la muerte de “un militante activo y comprometido con el trabajo político del partido”. Madero llamó a las autoridades a luchar contra el clima de inseguridad que se vive en México y a evitar que reine la impunidad.

Policías detenidos

La violencia no se detuvo ahí. En Guachochi, un enfrentamiento entre presuntas bandas de narcotraficantes dejó once muertos, en uno de los peores episodios de este tipo vividos en la región en el último tiempo. La policía encontró en el lugar camionetas con cuatro de los cadáveres calcinados en su interior. Alrededor de 1.000 cartuchos usados estaban esparcidos en la zona, dijo el domingo la fiscalía estatal.

Por otra parte, una serie de ataques a tiros que se extendieron desde el viernes hasta el sábado en la ciudad suroccidental de Iguala dejó al menos seis personas muertas y unos 20 heridos, dijo el gobierno del estado de Guerrero. Uno de los ataques fue presuntamente encabezado por policías municipales contra estudiantes que habían secuestrado autobuses. Por este último caso, 22 policías fueron detenidos como presuntos responsables de la noche de violencia que terminó con los estudiantes fallecidos.

DZC (dpa, EFE, Reuters)