1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Violento desalojo de una fábrica de Pepsico tomada por los trabajadores en Argentina

La multinacional ganó globalmente en el primer semestre del año un 17% más que el año anterior. La CGT anuncia una "manifestación de protesta" contra las reformas del presidente Mauricio Macri para el 22 de agosto.

La Policía desalojó este jueves (13.07.2017) de forma violenta a los trabajadores despedidos que ocupaban la fábrica de la multinacional Pepsico en la localidad de Vicente López, junto a Buenos Aires. Según fuentes oficiales, el enfrentamiento se saldó con tres detenidos y quince policías heridos. Más de 500 efectivos de la Gendarmería Nacional y la Infantería de la Policía desalojaron por la fuerza la planta de producción de 'snacks' salados de Pepsico, que el 20 de junio cerró y dispuso el despido de 536 de sus 691 empleados.

Sindicatos y agrupaciones políticas realizaron cortes y protestas en solidaridad con los trabajadores de Pepsico en diversos puntos de la capital argentina y sus alrededores. Una de las más importantes se realizó en la Plaza de Mayo de Buenos Aires. Allí, los trabajadores recibieron el respaldo de organizaciones de Derechos Humanos, entre ellas Abuelas y Madres de Plaza de Mayo. Tras el violento desalojo, la Confederación General del Trabajo, principal central obrera argentina, anunció que el próximo 22 de agosto realizará una "manifestación de protesta" contra el programa económico del Gobierno del presidente, Mauricio Macri.

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, negó las acusaciones por el accionar violento de las fuerzas de seguridad. "Cualquier exceso que yo vea, va a ser sancionado, pero creo que la Policía actuó como tiene que actuar", expresó. En el mismo sentido se manifestó la ministra nacional de Seguridad, Patricia Bullrich, quien consideró que "el Gobierno de la provincia de Buenos Aires hizo lo que tenía que hacer y actuó".

El fiscal Gastón Larramendi afirmó hoy que solicitó el desalojo por considerar que hubo una "intrusión ilegal", tras recibir una denuncia penal por invasión a la propiedad privada, y por riesgo ambiental. "De ninguna manera cuestionamos el reclamo gremial (de los trabajadores), es algo totalmente lícito, pero como todo, todos los derechos no son absolutos y donde termina un derecho empieza el otro", advirtió en declaraciones a radio El Mundo. La multinacional estadounidense PepsiCo, como constataron sus cuentas semestrales presentadas esta semana, ganó 3.423 millones de dólares en los seis primeros meses, lo que supone un aumento de 17% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

LGC (dpa/EFE)

DW recomienda