1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Villazón, entre cantante y presentador

En la vigésima segunda edición del Premio Echo fueron galardonados 60 artistas de la música clásica. El multifacético cantante mexicano Rolando Villazón fungió como presentador, cantante y premiado.

Rolando Villazón

Rolando Villazón

La transmisión de la entrega del Premio Echo la hizo la segunda cadena de televisión alemana ZDF, que es más conocida por sus programas de música folclórica que clásica. Una ceremonia presentada esta vez por Nina Eichinger y el tenor mexicano Rolando Villazón este domingo pasado en el Konzerthaus de Berlín.

Entre los premiados estuvieron la joven estrella alemana del violín, David Garret y el multifacético Rolando Villazón, que cada vez encuentra otros campos de acción más allá de las partituras. Además de su reconocida presencia en el Festival de Salzburgo, Villazón prepara otra novela y sigue animando a niños enfermos en su papel de payaso con una ONG austríaca. "Estoy combinando todo eso con vivir, porque también tengo que disfrutar todos los momentos que me da esta vida loca en estas diferentes facetas artísticas", cuenta el cantante.

Su regreso a la ciudad de Mozart, en el pasado mes de agosto, fue, además, con un papel que no había cantado nunca, el de Pylades en la ópera "Ifigenia en Táuride", del compositor alemán Christoph Willibald Gluck. "Mi primera ópera de Gluck", cuenta el cantante sobre una obra que califica de "fantástica, intensa y de un dramatismo extraordinario" que, además, fue un reto que le permitió aventurarse en "un nuevo estilo".

Entre artistas mexicanos

En Salzburgo compartió escenario con su compatriota, la soprano Rebeca Olvera, de la que Villazón afirma que "es un sol con una voz maravillosa". Y es que el tenor dice estar orgulloso de ver a colegas mexicanos "triunfando por el mundo", sobre todo porque opina que el camino para los artistas líricos no es fácil en su país.

"No crecemos con la cultura de la música clásica; hay que buscarla", asegura. "Los latinoamericanos tenemos que llegar a pasos acelerados a meternos a un mundo en el que todos los demás han crecido, tienen a la vuelta de su casa una ópera, donde ven lo mejor de lo mejor", relata. "Sé lo que cuesta salir adelante en el mundo de la música. Es durísimo", reconoce. Por ello, agradece a grandes tenores mexicanos como Francisco Araiza y Ramón Vargas. "Nos hicieron creer que se podía salir de México y hacer una carrera", dice Villazón.

Villazón, cantante, escritor…y payaso infantil

Pero aparte de cantar, el mexicano de 43 años de edad, siente la necesidad de expresarse con otras disciplinas artísticas. Tras publicar en 2013 la novela "Malabares", su opera prima literaria que fue todo un éxito en Alemania, su segundo libro llegará a las librerías en la primavera de 2016. Se trata de una obra que se publicará primero en alemán y solo después en español, y sobre la que no quiere dar detalles todavía.

Rolando Villazón colabora también desde hace años con "Rote Nasen" (Narices Rojas), una asociación dedicada a llevar una sonrisa a los niños ingresados en hospitales. Para ello, la estrella de la lírica no duda en disfrazarse de payaso y visitar a esos pequeños. "Quiero seguir apoyando a mis queridos payasos de Rote Nasen y acompañarlos a los hospitales, porque también es algo que adoro" reconoce.

Villazón realizó además, junto al director canadiense Yannick Nézet-Séguin, un ciclo de grabaciones en las que interpreta los papeles principales de las últimas siete óperas de Mozart. Un trabajo auspiciado por Deutsche Grammophon, que el reciente 2 de octubre lo presentó con su primer disco como solista. "Treasures of Bel Canto", una selección de temas orquestados de compositores como Rossini, Bellini, Donizetti y Verdi.

DW recomienda