1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

¿Viene el Porsche eléctrico?

Porsche presentará su concepto para el desarrollo de un coche ecológico en el Salón del Automóvil de Fráncfort (IAA). Deutsche Welle habló con Matthias Müller, jefe del prestigioso fabricante de vehículos deportivos.

Con un ejército de 24.000 trabajadores y ganancias que rondaron los 2.200 millones de euros en 2014, Porsche, el fabricante de vehículos deportivos con sede en Stuttgart, sobresale a escala internacional como la firma automotriz más rentable. Deutsche Welle habló con Matthias Müller, jefe de la prestigiosa empresa desde octubre de 2010. Porsche exhibirá una nueva versión de su modelo 911 en el Salón del Automóvil de Fráncfort (IAA), pero también presentará su concepto para el desarrollo de un coche eléctrico.

Deutsche Welle: El auto de carreras que le está deparando victorias a Porsche es un coche híbrido; el más rápido de su tipo en todo el mundo. ¿Es esa la tecnología del futuro?

Matthias Müller: La técnica híbrida es para nosotros un paso hacia la movilidad alternativa. El próximo paso lo daremos, seguramente, con un vehículo activado por completo con energía eléctrica. Todavía no sabemos cuándo podremos dar ese salto.

¿No cree usted que el placer de conducir pierda su encanto para los amantes de Porsche cuando ustedes lancen el primer coche eléctrico?

Matthias Müller, jefe de Porsche (izq.), conversa con Christian Pricelius, de Deutsche Welle.

Matthias Müller, jefe de Porsche (izq.), conversa con Christian Pricelius, de Deutsche Welle.

Nosotros nos hemos puesto una meta: cuando construyamos un auto eléctrico lo vamos a hacer de tal forma que éste conserve la esencia de un Porsche típico, con el perfil deportivo y el diseño de vanguardia que le hemos a todos nuestros modelos.

El otro factor que amenaza con desmitificar la experiencia de conducir un Porsche es el auge de los dispositivos que le permiten al coche moverse de manera autónoma. Muchos de los fans de Porsche buscan la clásica sensación de conducir un auto de carreras, sin ayuda alguna, sin automatismos…

La automatización se terminará imponiendo; es una cuestión de tiempo. Pero eso no ocurrirá ni mañana, ni pasado mañana. Lo que sí se seguirá desarrollando a corto plazo son los sistemas de asistencia al conductor. Y estoy seguro de que entre los clientes de Porsche no faltará quien quiera tener esa tecnología en el modelo de su preferencia. Quizás no en el GT3 o en el Porsche 918, pero sí en modelos como el Panamera o el Cayenne.

Porsche produjo 200.000 automóviles en 2014. La cuarta parte de ellos fue a parar al mercado estadounidense. A pesar de la crisis bursátil, China parece haber desplazado a Estados Unidos como el principal comprador de sus vehículos.

China superó a Estados Unidos, por lo menos este año. Pero cabe recordar que los estadounidenses también están haciendo un buen trabajo. Como empresa, nosotros estamos satisfechos de vender más o menos la misma cantidad de automóviles en las tres regiones más grandes del mundo. También nos contenta ver que estamos en capacidad de reaccionar ante fluctuaciones temporales del mercado.

Las ganancias de Porsche han venido subiendo constantemente desde los años noventa; en 2014 ascendieron a 2.200 millones de euros. ¿Cómo respondió la empresa a las turbulencias en el mercado chino y al debilitamiento de la economía rusa?

En Rusia nadamos contra la corriente y, al menos hasta ahora, este problema no nos ha afectado. En China nos afectó, pero esperamos compensar los efectos ajustando nuestra estructura de precios y ofertas. Confiamos en que esto nos ayude a enfrentar exitosamente la situación.

DW recomienda