1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Victoria tardía de las ‘Mujeres del Muro'

Durante 27 años, lucharonpor la igualdad del derecho a la oración de las mujeres frente a uno de los lugares más sagrados para los israelíes, el Muro de los Lamentos, que ahora tendrá una zona mixta.

"Es una victoria maravillosa, pero aún queda mucho por hacer", dice satisfecha Lesley Sachs con una sonrisa. Para la directora de la organización ha sido como una pequeña revolución. El Gobierno de Benjamin Netanyahu ha decidido recientemente que se instale una zona mixta para que hombres y mujeres puedan rezar juntos frente al Muro de las Lamentaciones de Jerusalén. "Sé que es un asunto delicado, pero creo que es una solución razonable", dice Sachs. Quince miembros del gabinete votaron a favor, los cinco representantes de partidos ultra-ortodoxos, en contra.

Hasta ahora había dos zonas de rezo en el que es el lugar más sagrado para la religión judía. Una grande para hombres y otra, más pequeña, para mujeres. Con el nuevo plan, habrá una tercera. La entrada será compartida. Y no serán ya los rabinos ortodoxos quienes gestionen la zona, sino un comité específicamente creado para ello. Es un triunfo tardío para las "Mujeres del Muro". "Cuando empezamos, la mayoría éramos jóvenes solteras; ahora muchas tenemos ya nietos", recuerda Sachs. "Pero hemos cambiado al Estado de Israel". Es la primera vez que Israel admite que hay más de una forma de orar, un éxito para los movimientos judíos liberales y reformistas, sobre todo.

Israel Jerusalem Klagemauer Frauen und Männer im Gebet

Las mujeres sólo pueden orar separadas de los hombres.

Polémica oración femenina

Durante 27 años, las 'Mujeres del Muro de las Lamentaciones' han luchado, tanto en los tribunales y como ante el propio muro, por su igualdad del derecho a la oración. Cada primer día de mes según el calendario judío, cada 'Rosh Jodesh', se ponían el mando de oración e iban al Kotel, como también se conoce el Muro Occidental, haciéndose imposibles de ignorar. Cantan en voz alta y leen juntas la Torá, cuando el rezo femenino es callado y retraído. Para los ortodoxos, pueden como mucho mover los labios.

Una y otra vez hubo enfrentamientos con ellos. A las feministas judías se oponen tanto hombres como mujeres. Hubo detenciones temporales. Y todavía la indignación en los círculos ortodoxos es grande. "Creo que en realidad no deberían tener ninguna zona de rezo" dice Isaac Pindrus del partido ultra-ortodoxo Degel Ha Torá y con escaño en el ayuntamiento de Jerusalén. "Por otro lado, también me siento aliviado, porque ya no nos molestan durante la oración" confiesa. Podrían rezar en el Monte Herzl o en cualquier otro lugar, propone, pero no en el Muro de las Lamentaciones.

Israel Lesley Sachs von Women of the Wall Jerusalem

Lesley Sachs, de 'Mujeres del Muro'.

Lugar delicado políticamente

Pero los planes no desagradan únicamente a los ortodoxos. También desde una perspectiva palestina la extensión de las zonas de oración puede considerarse una variación del statu quo. El Muro es parte de lo que para judíos es el Monte del Templo y, para los musulmanes, la Explanada de las Mezquitas, con la Cúpula de la Roca y la Mezquita de Al-Aqsa. Un lugar sagrado para judíos y musulmanes.

Cualquier cambio en la zona puede ser percibido como una provocación. Sobre todo en un brote de violencia casi a diario como el de ahora. Y las críticas no vienen únicamente desde círculos políticos, sino también desde religiosos. "Resolver el problema del rezo con las mujeres judías no debe ser a nuestra costa, a costa de las instituciones islámicas", afirma el ex muftí de Jerusalén, Ikrima Sabri, en entrevista con DW. la oración las mujeres judías, que no debe ser a costa nuestra, a expensas de las instituciones islámicas", el ex Mufti de Jerusalén, Ikrima Sabri dice la entrevista DW. "Impulsan la religión judía en esta zona destruyendo la arqueología islámica, en un comportamiento ilegal inaceptable".

Israel Palästina Felsendom

Vista del Muro de las Lamentaciones con la Cúpula Dorada al fondo.

Críticas de los arqueólogo

Los propios arqueólogos israelíes han protestado también. "Es importante preservar estos sitios antiguos, como hemos tratado de hacer desde hace 40 años", dice el arqueólogo israelí Meir Ben-Dov. "Aquí están representados más de veinte períodos históricos, desde el tiempo del segundo templo, a Bizancio o los musulmanes, desde nuestro rey Salomón a Suleimán el Magnífico". Ben-Doz hizo aquí tras la guerra las primeras excavaciones arqueológicas y ha insistido desde el principio en preservar los vestigios de todas las épocas históricas, incluida la islámica. La decisión, lo que ocurre con la zona era ver la situación especial no sólo la responsabilidad de Israel, sino en el interés de todos. Las decisiones, lo que suceda con la zona, debe contemplar los intereses de todos.

Todavía no está claro si la nueva zona de oración será de hecho construida. Hasta que lo esté, las 'Mujeres del Muro' tendrán que seguir rezando en la zona femenina frente al Muro de las Lamentaciones. Pero alzando la voz.


DW recomienda