1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Victoria de Trump: los populistas europeos festejan

Donald Trump será el nuevo presidente de los Estados Unidos y los republicanos controlarán ambas cámaras del Congreso. ¿Se beneficia la derecha populista europea con este inesperado triunfo?

Clinton contra Trump: el término "batalla electoral“ nunca fue más oportuno. Y la batalla continúa ya que tras la elección el país queda profundamente dividido. Con consignas racistas y sexistas Trump ha conseguido llegar a la Casa Blanca. Las reacciones de los políticos europeos van desde la simple estupefacción al espanto. Tras el shock del "brexit el triunfo de Trump genera desconcierto. Solo los populistas de derecha festejaron: felicitaron a Donald Trump y se alegraron por los resultados. Esperan que con esas mismas consignas puedan obtener sus propios objetivos electorales.

El jefe del partido británico UKIP, Nigel Farage, señaló incluso antes de que Trump fuera oficialmente proclamado presidente: “Parece que el 2016 es el año de dos grandes revoluciones: Donald Trump será incluso más grande que el "brexit”.

Poco después tuiteó: “Felicitaciones a Donald Trump. Has librado una valiente batalla”

También la líder del Frente Nacional (FN) francés, Marine Le Pen, felicitó al nuevo presidente y al pueblo estadounidense.

Geert Wilders, jefe del holandés Partido por la Libertad (PVV) también vio en la “histórica victoria” de Trump una revolución. Y profetizó: “También los holandeses vamos a recuperar a nuestro país”.

Para el partido político alemán Alternativa para Alemania (AfD) el triunfo electoral de Trump no supuso ninguna sorpresa. Para ellos, los resultados indican que “los ciudadanos del mundo occidental quieren un contundente cambio político”, según escribió su vicepresidenta Beatrix von Storch en su perfil de Facebook. Pero aclaró: mucho de lo que Trump dijo durante la campaña debe ser leído críticamente.

El conservador

primer ministro húngaro Viktor Orban escribió en Facebook: “Qué gran novedad! La democracia todavía vive!” En la vecina Austria se escuchan voces similares en Facebook: “La izquierda política y el displicente y corrupto establishment serán castigados por los votantes y serán removidos de los diferentes cargos estratégicos”, escribió Heinz-Christian Strache, jefe del Partido de la Libertad de Austria (FPÖ). Está eufórico y espera beneficiarse de estos resultados. En Austria habrá elecciones presidenciales el próximo 4 de diciembre y la disputa se concentra entre el candidato del FPÖ, Norbert Hofer y su competidor verde, Alexander Van der Bellen. 

 

Sabrina Pabst

 

DW recomienda