“Veredicto simbólico” | La prensa opina | DW | 16.12.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

“Veredicto simbólico”

La condena a Jacques Chirac por malversación de fondos y abuso de confianza es un pequeño paso para la Justicia, pero un gran paso para Francia, opinan editorialistas.

Jacques Chirac, expresidente de Francia, condenado por corrupción.

Jacques Chirac, expresidente de Francia, condenado por corrupción.


Der Standard, de Viena: “Incluso después de finalizar su mandato, Chirac siguió protegido como por una mano invisible. Hasta el mismo Poder Ejecutivo del Gobierno de su sucesor y amigo de partido, Nicolas Sarkozy, ordenó a la Fiscalía –la autoridad que representa al Estado en la persecución penal- que suspendiera el proceso y solicitara su absolución. Así fue como Chirac, el jefe de la corrupción parisina, logró mantener su cabeza a salvo mientras a sus colaboradores –entre ellos, Alain Juppé- se les aplicaban multas y penas carcelarias porque no gozaban de inmunidad. Pero eso se acabó. El veredicto, por demás simbólico, destierra de una vez la impunidad del Palacio del Elíseo. Y no sólo se está cuestionando el poder desmedido del presidente, sino también el de todo el Estado centralizado. El satisfactorio fallo contra Chirac es sólo un pequeño puntapié, pero un gran paso para Francia.”

“Un pequeño puntapié contra Chirac, pero un gran paso para Francia”

Frankfurter Rundschau, de Fráncfort del Meno: “El argumento de los adeptos de Chirac acerca de que el veredicto se ha dictado ‘demasiado tarde' supera todo lo imaginable en cuanto a hipocresía. Ellos se encargaron durante casi veinte años de entorpecer por todos los medios las investigaciones y el juicio contra expresidente francés. Al comienzo, contaban con armas muy efectivas, es decir, con la inmunidad presidencial que dictaba la Constitución. Como otrora el monarca en Versalles, el jefe de Gobierno de la Quinta República seguía siendo jurídicamente intocable.Durante el ejercicio de su mandato, al presidente se lo puede demandar, a lo sumo, por alta traición, pero no, por ejemplo, por homicidio. Y ninguna de las varias revoluciones ni constituciones democráticas han logrado cambiar eso. El veredicto pone punto final a una era de impunidad en el Elíseo. Es un pequeño puntapié contra Chirac, pero un gran paso para Francia.”

“La solución parisina”

Hospodarske Noviny, de Praga: “Cuando se quiere cuidar del bienestar de los compañeros de partido, ¿para qué usar el dinero del propio partido si eso se puede realizar de otra manera, consiguiéndoles un cargo en un organismo de control, o un lugarcito acogedor en la administración estatal, por ejemplo? Esa es, al menos, la solución checa. Pero también se les puede crear puestos de trabajo ficticios en el Ayuntamiento que no requieren de demasiado esfuerzo. Es así como esos cuadros de gran potencial creativo reciben una remuneración contante y sonante del bolsillo de los contribuyentes. Esa es la solución parisina en tiempos en los que Jacques Chirac –quien más tarde fue presidente francés- se desempeñaba como alcalde de la Ciudad Luz.”

“No anular debate sobre la inmunidad presidencial”

Liberation, de París: “Nadie nos impide pensar en Jacques Chirac como persona, y –por qué no- incluso compadecernos en vista de su edad y de su estado de salud. Sin embargo, se debe aplaudir la resolución judicial contra el expresidente francés. (…) No cabe duda de que los mejores juristas y constitucionalistas están en condiciones de elaborar otro tipo de estatus legal para un jefe de Gobierno. (…) Un estatus que haga innecesario que nos planteemos de qué modo influye ese absurdo institucional –la inmunidad de un presidente en funciones- en el sistema democrático. La izquierda francesa propone un giro en ese sentido, y los herederos de Chirac no están en lo justo al pretender anular este debate.”

Autora: CP/ dpa
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda