1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Ventas en mercado mundial de arte crecieron el doble en últimos cinco años

En 2006 los objetos de arte comprados en todo el mundo alcanzaron la cifra récord de 43.300 millones de euros. China, Rusia y La India salen al rescate de los mercados de arte.

default

Un Rembrand en Maastricht, Holanda.

Éste es el resultado de un estudio encargado por la feria artística TEFAF de Maastricht y presentado este 12 de marzo de 2008 en la mencionada ciudad holandesa. China ascendió así, al cuarto puesto del ranking global en el mercado de arte con el cinco por ciento de los ingresos, aunque es ampliamente superada por Estados Unidos (46 por ciento) y Gran Bretaña (27 por ciento), donde se ubican las principales galerías y casas de subasta, indica el estudio. Francia se ubica en tercer lugar con el 6 por ciento.

Una de las causas del rápido aumento del valor del mercado de arte es la demanda de arte contemporáneo en China, India y Rusia. Según el informe, la explosión del mercado chino es "increíble": las subastas de obras contemporáneas en el gigante asiático se multiplicaron por cien desde 2003 hasta los 88 millones de euros.

Producción de arte para mercados chino, ruso e indio

A pesar de que las subastas récord ocupan más titulares, el 52 por ciento de las ventas se hace a través del comercio artístico. Además la creciente globalización del mercado de arte hacia Asia y Rusia aleja la posibilidad de grandes crisis como las que esta actividad sufrió en el pasado, dice el estudio.

La TEFAF Maastricht es una feria de arte y antigüedades líder en el mundo que ha marcado estándares. Como tal, la feria atrae en la actualidad a más de 200 de los más eminentes comerciantes internacionales de arte de 15 países. En el 2008, sus puertas se abrieron el 7 y se cierran este 16 de marzo en un área de exposiciones espaciosa y diseñada con gran distinción en el MECC (Palacio de Exposiciones y Congresos de Maastricht).

Un surtido excepcional de calidad soberana

A pesar de que la Feria se ha ganado su reputación con los maestros flamencos y holandeses, hoy también están bien representadas las obras de calidad suprema de los antiguos maestros italianos, españoles, franceses, alemanes e ingleses.

En los últimos ocho años, la feria se ha convertido en un lugar de importancia creciente para el arte moderno y contemporáneo. Más de 40 prestigiosos comerciantes de arte moderno procedentes de 9 países se han reunido este año para presentar una de las mayores muestras representativas del arte europeo y americano del siglo XX.

Los artistas representados incluyen a Picasso, Matisse, Miró, Dufy, Calder, Poliakoff, Schiele, Kandinsky, Pollock, De Kooning, Rothko y otros contemporáneos como Richter, Flanagan, Tàpies y Toko Shinoda.

Además, se puede disfrutar de una selección de manuscritos, mapas y monedas medievales así como de mobiliario francés, inglés e italiano. También están bien representadas las antigüedades clásicas, las obras de arte del Antiguo Egipto y los objetos asiáticos, africanos y de Oceanía, pero también las porcelanas, plata, joyería y mobiliario del siglo XX.

Una visita a la TEFAF ofrece a los directores y curadores de los museos más importantes, así como a los coleccionistas de cualquier parte del mundo, la oportunidad de adquirir algunas de las obras de mejor calidad que aún se encuentran en manos privadas.

Montones de expertos

Para conquistar la confianza de los compradores la Tefaf Maastricht tiene veintitrés comités de investigación compuestos por 142 expertos internacionales en cada categoría artística representada en la feria. Éstos verifican la calidad de cada objeto, su autenticidad y estado, de modo que los visitantes puedan se sientan seguros de que compraron originales.

Maastricht: una perla sobre el río

Maastricht ha albergado la Feria en los últimos 30 años. Esta bella ciudad holandesa, muy cercana a las fronteras de Bélgica y Alemania, fue fundada por los romanos en el siglo I A.C.

Es una ciudad histórica con pintorescas calles medievales, plazas llenas de encanto y una magnífica arquitectura. Además, la ciudad también es la cuna de innumerables atracciones culturales como conciertos, museos, iglesias, emplazamientos arqueológicos y paseos urbanos históricos. La ciudad también es conocida por sus elegantes tiendas y boutiques, su exquisita gastronomía.

DW recomienda