Venezuela: sorpresa por la liberación de preso golpista | América Latina | DW | 20.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Venezuela: sorpresa por la liberación de preso golpista

Iván Simonovis, condenado por el intento golpista de 2002 contra el fallecido presidente Hugo Chávez, está ahora en arresto domiciliario. La oposición reivindicaba su indulto. El Gobierno quiere que pida perdón.

Simonovis, que tiene problemas de salud, fue trasladado de su lugar de reclusión, en las celdas de la cárcel militar de Ramo Verde, en la vecina ciudad de Los Teques, a su casa en Caracas, pero el Tribunal Supremo de Justicia aclaró que es una medida temporal, por lo que deberá volver a la prisión una vez se recupere. La esposa de Simonovis, María Pertínez, informó que el exjefe de policía recibió la detención domiciliaria para atender su salud y que tiene prohibido dar declaraciones a la prensa y usar las redes sociales, según determinó el tribunal a cargo de su causa.

Ivan Simonovis podrá recuperarse en casa de sus problemas de salud.

Ivan Simonovis podrá recuperarse en casa de sus problemas de salud.

Mientras reciba tratamiento en su casa, su domicilio estará vigilado por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin). La medida ocurre después de casi 10 años de prisión y tras varios pedidos de parte de la oposición de una medida de perdón, debido a su delicado estado de salud, pues sufre de varias patologías crónicas. Simonovis declaró ser preso político, al rechazar los cargos que le imputaron.

Golpe contra Chávez

"Quiero informarles que ya mi esposo Simonovis se encuentra en casa con nosotros, su familia. Dios es grande y misericordioso", escribió Pertínez en su cuenta de Twitter. "Ahora nos enfocaremos en la recuperación de Iván", agregó. Ya dos exjefes de la Policía Metropolitana, Lázaro Forero y Henry Vivas, encausados por el mismo caso, recibieron medidas humanitarias por padecer de cáncer, con medidas de reclusión domiciliaria.

La liberación de Simonovis fue una condición que puso la oposición en mayo pasado para reanudar un diálogo con el gobierno del presidente Nicolás Maduro, pero fue suspendido debido a la falta de resultados. Simonovis fue acusado y sentenciado a 30 años de cárcel por su presunta participación en el intento de golpe contra Chávez, ocurrido el 11 de abril de 2002, cuando el ahora liberado preso ostentaba el cargo de jefe de seguridad de la Alcaldía Metropolitana de Caracas.

Pedir perdón

Por su parte, el primer vicepresidente del Parlamento venezolano, Darío Vivas, cree que Simonovis debería "pedir perdón" al pueblo de Venezuela por sus acciones durante el golpe de Estado de 2002. "Creo que hoy debería arrepentirse, pedir perdón al pueblo venezolano, a esos hombres y mujeres que él, con las órdenes que emitió, les sesgó la vida", afirmó.

MS (dpla/rtrla/efe)

DW recomienda