1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Venezuela “revisará” sus nexos con EE. UU.

Caracas informó que revisaría de manera “integral” sus relaciones con Washington, luego de que la Casa Blanca decidiera prolongar la orden ejecutiva que declaró a Venezuela como una amenaza para la seguridad de EE. UU.

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro (izq.), y el secretario general de la UNASUR, Ernesto Samper.

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro (izq.), y el secretario general de la UNASUR, Ernesto Samper.

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, confirmó este viernes (4.3.2016) que todo estaba preparado para conmemorar el tercer aniversario de la muerte de Hugo Chávez, predecesor de Nicolás Maduro en la presidencia del país caribeño. Rodríguez informó que a la ceremonia de este 5 de marzo asistirán los jefes de Gobierno de El Salvador (Salvador Sanchéz Cerén), Bolivia (Evo Morales), Cuba (Raúl Castro), Nicaragua (Daniel Ortega), San Vicente y Las Granadinas (Ralph Gonsalves), Antigua y Barbuda (Baldwin Spencer) y Dominica (Roosevelt Skerrit). Durante su alocución, nada parecía indicar que este acto oficial pudiera verse empañado por la decisión de Estados Unidos de prolongar por un año la orden ejecutiva que en 2015 declaró a Venezuela como una amenaza “inusual y extraordinaria” para la seguridad del “gigante norteamericano”.

Sin embargo, la tensión entre Caracas y Washington es inocultable. El Ejecutivo de Maduro repudió “enérgicamente” la moción puesta en marcha este jueves (3.3.2016) por el presidente Barack Obama, tachándola de “inexplicable”. Obama defendió la medida, alegando que el Gobierno de Maduro “continúa erosionando las garantías de los derechos humanos” de sus compatriotas. Venezuela reaccionó señalando que sometería sus relaciones con Estados Unidos a una revisión “integral” y enfatizando que condenaba “el doble rasero del Gobierno de Estados Unidos, que, siendo uno de los países donde la violación de los derechos humanos es una política de Estado y es practicada en distintas regiones del mundo, (…) pretende dar lecciones a otros países para justificar su intervencionismo”.

La posición de Caracas fue secundada por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que tildó de “decepcionante” la renovación de las medidas unilaterales hacia Venezuela por parte de Estados Unidos. El hecho de que la Casa Blanca clasificara a Venezuela como un riesgo para la seguridad nacional estadounidense confundió a propios y extraños el año pasado porque está lejos de ser una medida meramente simbólica. En marzo de 2015, Obama acompañó la orden ejecutiva en cuestión con la ampliación de las sanciones que pesaban sobre ciertos funcionarios del Ejecutivo de Maduro por propiciar, por acción u omisión, numerosas violaciones de los derechos humanos de los venezolanos.

Este jueves (3.3.2016), al explicar la prolongación de la orden, Obama arguyó que en Venezuela sigue estando vigente “la persecución de los opositores políticos, la restricción de la libertad de prensa, el uso de la violencia (de Estado) y violaciones a los derechos humanos”. Este mismo viernes (4.3.2016), varias agencias de noticias reseñaron la denuncia introducida ante el Ministerio Público venezolano por el diputado opositor Carlos Paparoni, quien fue agredido físicamente un día antes en las afueras del Palacio Legislativo de Caracas. Paparoni indicó que un grupo de personas “identificadas con el chavismo” lo golpeó en la cabeza con una botella, a escasos metros del lugar donde estaban apostados agentes de la Guardia Nacional y la Policía Nacional Bolivariana.

Según Paparoni, los diputados opositores –que le arrebataron la mayoría parlamentaria al oficialismo en las elecciones de diciembre de 2015– ya venían siendo insultados sistemáticamente por simpatizantes del chavismo desde el 5 de enero, cuando comenzó el nuevo período legislativo. Pero “ayer, por primera vez, la violencia se hizo física”, agregó el político, miembro de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

ERC ( EFE / dpa )

DW recomienda