1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Venezuela: ¿quién es Lorenzo Mendoza?

El Gobierno de Nicolás Maduro acusa al dueño del venezolano Grupo Polar, Lorenzo Mendoza, de "traición a la patria". El Consejo Empresarial de América Latina (CEAL) habla de "persecución".

Lorenzo Mendoza, propietario del Grupo Polar, productor de alimentos en Venezuela y otros países latinoamericanos.

Lorenzo Mendoza, propietario del Grupo Polar, productor de alimentos en Venezuela y otros países latinoamericanos.

Lorenzo Mendoza Giménez nació en Caracas el 5 de octubre de 1965 y es un ingeniero industrial y empresario venezolano, presidente de Empresas Polar, el mayor productor de bebidas y alimentos de Venezuela. Mendoza es considerado la tercera persona más rica de Venezuela con un patrimonio estimado en más de 3 mil millones de dólares, después de Gustavo Cisneros y Juan Carlos Escotet. Mendoza, empero, se ubica en el puesto 690 del ranking mundial.

DW recomienda

Mendoza fue acusado formalmente de "usurpación de funciones", "traición a la patria" y otros delitos contra "la independencia, la soberanía y la seguridad de la nación", por haber hecho “consultas, propias de un empresario, para recoger opiniones sobre la situación económica de Venezuela", acota el presidente del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL), Ingo Plöger, quien considera las denuncias contra Mendoza “persecución política”.

Consultas sobre el futuro de Venezuela ¿hecho punible?

La denuncia se refiere a una conversación telefónica privada que Mendoza mantuvo con Ricardo Hausmann, director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard y exministro de Planificación del Gobierno de Carlos Andrés Pérez en 1992 y 1993.

El audio de esa conversación fue difundido por el presidente del Parlamento venezolano, Diosdado Cabello, y en él Mendoza avala la postura de Hausmann sobre la necesidad de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) conceda un préstamo de 40.000 a 50.000 millones de dólares a un futuro Gobierno que suceda al de Maduro.

Según Plöger, se trata de "consultas que todo empresario hace en cualquier país" y no pueden suponer un delito "en un régimen democrático". El empresario brasileño que preside el CEAL condenó que "en Venezuela no haya libertad para hacer consultas" y consideró como un síntoma de "desesperación" que el Gobierno de Nicolás Maduro "persiga a una empresa que es fundamental para el abastecimiento de alimentos", que escasean en ese país.

"El desabastecimiento en Venezuela no es culpa de las empresas, sino de una situación económica caótica que mantiene como rehenes a los empresarios", señaló Plöger. En opinión del titular de CEAL, tras haber abierto frentes de conflictos con Guayana y Colombia, el Gobierno venezolano se ha volcado ahora "contra una empresa de alimentos" y ello cerca de las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre.

¿Quién es el “nuevo objetivo” de Maduro y Cabello?

El empresario venezolano asumió la presidencia de la productora de alimentos y bebidas más grande de Venezuela en 1992. Recién llegado de Estado Unidos, el joven Mendoza pronto amplió el portafolio de la compañía y la expandió al exterior.

Durante el Gobierno del fallecido Hugo Chávez (1999-2013) y el actual presidente, Nicolás Maduro, Mendoza se volvió un actor clave en la política venezolana, a pesar de que se resistiera a hacer parte del ajedrez político. Mendoza rechaza “contundentemente los intentos de manipular a la opinión pública con la clara intención de querer utilizarme en la política venezolana", dice un comunicado.

A dos meses de unas elecciones parlamentarias a las que el oficialismo llega afectado en las encuestas por los gajes de una dura crisis económica, muchos ven la arremetida contra Mendoza como una estrategia de buscarle culpable a la escasez y la inflación.

Lorenzo Mendoza representa para el chavismo todo lo que su ideología antiimperialista desprecia: vestido como un monarca del siglo XVI, los blogs chavistas lo pintan en sus ilustraciones y perfiles como aquel "hijo de papi" sin raíces populares que heredó una gran fortuna y se dedicó a ensancharla desde una oficina.

¿El chavismo, una plataforma del Grupo Polar?

El chavismo ve a Mendoza como una figura central de ese gremio empresarial que en 2002 subió al poder tras el intento de golpe militar que sacó a Chávez por 48 horas. En 2003, ese mismo gremio promovió un paro petrolero que hundió al país en una crisis económica. Ambos episodios marcaron al chavismo, y al empresariado, del que supuestamente Mendoza es un líder, nunca absuelto.

Polar y el chavismo, sin embargo, han tenido que trabajar juntos durante estos 16 años de “revolución”, porque de esta empresa salen la gran mayoría de productos que consumen los venezolanos. Con 28 plantas, Polar supone un 3% del PIB de Venezuela.

Aquellos productos que, a un precio regulado por el Estado, le han permitido al Gobierno reducir los índices de desnutrición en Venezuela. Precisamente por ser la productora de esos alimentos que son esenciales en la dieta de los venezolanos y que en los últimos años se han vuelto cada vez más escasos, Polar es un blanco constante de ataques del Gobierno.

DW recomienda