Venezuela: “No se debe confundir lealtad con sumisión” | América Latina | DW | 26.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Venezuela: “No se debe confundir lealtad con sumisión”

El exministro de Finanzas de Hugo Chávez, Rafael Isea, mostró su descontento con el trato que han recibido los oficialistas que han exhibido discrepancias con el gobierno.

Una crisis parece gestarse dentro del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), luego de que el exministro de Planificación, Héctor Navarro, pidiera que se investigaran denuncias por mal manejo de miles de millones de dólares y fuera apoyado por uno de los líderes históricos de la formación política, Jorge Giordani. Las militancias de ambos fueron suspendidas y el presidente Nicolás Maduro los llamó a decidir de qué lado están.

Pero otro hombre fuerte de PSUV, el exministro de Finanzas del presidente Hugo Chávez, Rafael Isea, salió este jueves (26.06.2014) a prestar apoyo a los suspendidos militantes, señalando que era un “gravísimo error” el trato que les ha dispensado la dirección del Partido Socialista. “No se debe confundir la crítica con la conspiración ni la lealtad con la sumisión”, escribió Isea en Twitter, donde publicó una carta de apoyo a Giordani.

Giordani también acusó a Nicolás Maduro de no ser un verdadero líder, de ser responsable de la sensación de vacío de poder que existe en el país y de tomar decisiones económicas equivocadas. Ello hizo que el mandatario reaccionara el miércoles 25 de junio señalando que “quien considere que no soy lo suficientemente bueno, puede hacerse a un lado”. Acusó a los exministros de dar muestras de “deslealtad y de indisciplina. Yo exijo máxima lealtad y disciplina a los dirigentes de la revolución”.

Una crisis mayor

Navarro apoyó a Giordani mediante una carta donde llamó a Maduro a “reflexionar”, exponiendo que Giordani hizo ingentes esfuerzos para presentar sus sospechas al mismo mandatario y a la dirección nacional del PSUV, donde no fue escuchado. Por ello, se preguntó “cuál es el deber de un revolucionario cuando agota todas las vías para alertar acerca de problemas que están poniendo en peligro el propio curso de la revolución y los que son responsables de escuchar y actuar no escuchan”.

El respaldo de Isea parece mostrar que la crisis dentro del chavismo es más grande. El exministro de Finanzas, que actualmente vive en Estados Unidos, dijo que “la mejor forma de enfrentar esos problemas es precisamente entendiéndolos, reconociendo los errores, rectificando donde se necesite, convocando a la unidad del Gobierno” y dijo que imaginaba a los “miles de funcionarios honestos callados ante los abusos, la corrupción y las fallas, solo por evitar ser expulsados del partido o perder su trabajo”.

DZC (Reuters, EFE, Europa Press)