Venezuela asegura que seguirá pagando su deuda externa | América Latina | DW | 23.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Venezuela asegura que seguirá pagando su deuda externa

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que en 2015 el país bajo su mando seguirá pagando su deuda externa a pesar de la marcada caída de los ingresos petroleros nacionales.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que en 2015 el país bajo su mando seguirá pagando su deuda externa a pesar de la marcada caída de los ingresos petroleros nacionales. El hombre fuerte de Caracas insistió en que Venezuela enfrenta un "bloqueo financiero" promovido por agencias calificadoras internacionales que pretenden atribuirle al país un elevado riesgo y la posibilidad de un default. Algunos analistas económicos consideran que el país sudamericano comenzará el año 2015 con una fuerte recesión.

Venezuela debe pagar el próximo año más de 30.000 millones de dólares en capital e intereses de bonos soberanos y de la petrolera estatal PDVSA. Sólo en marzo se vencen más de 1.000 millones de dólares de la deuda. "He pedido ayuda a expertos económicos. Venezuela ha sido sometida a una guerra psicológica, a una persecución financiera internacional que nos atribuye un riesgo país superior que el de Ucrania”, dijo Maduro. Fitch acaba de rebajar la calificación de riesgo crediticio de la deuda venezolana a largo plazo de “B” a “CCC”.

El mandatario venezolano señaló que el precio del barril petrolero venezolano cayó el viernes (19.12.2014) a 49 dólares, cuando el país necesita un precio de 100 dólares para que su economía funcione con "equilibrio". Maduro culpó a Estados Unidos por esa caída "abrupta", sosteniendo que su producción de crudo de lutitas busca afectar a la OPEP, a Rusia y a los demás productores de petróleo. Maduro anticipó un declive más pronunciado que puede llevar a Venezuela a buscar recursos en el mercado para mantener su abultado gasto público.

ERC ( dpa / Reuters )