1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Venezuela advierte a embajador de España

La ministra venezolana de Exteriores, Delcy Rodríguez, entregó una nota de protesta al embajador de España en Caracas y advirtió que el gobierno bolivariano no permitirá "intervencionismo ni injerencismo de ningún tipo".

El embajador Antonio Pérez-Hernández fue convocado a la Cancillería después que el presidente Nicolás Maduro anunciara que prepara respuestas a un pedido del Parlamento español a favor de la liberación de varios dirigentes políticos venezolanos presos. La Cancillería venezolana le entregó al embajador español una nota de protesta por las "constantes" declaraciones de España sobre Venezuela y la más reciente una moción del Parlamento pidiendo la liberación de varios opositores presos, entre ellos Leopoldo López y Antonio Ledezma.

"Si hace falta que todos los días tengamos que repetir las normas del derecho internacional lo haremos. Le leí las declaraciones injerencistas, irrespetuosas de día a día y en cada uno de estos iba señalando qué principios del derecho internacional estaba violentando su gobierno y señalamos qué normas se estaban irrespetando", dijo Rodríguez a la prensa tras su encuentro con Pérez-Hernández. La jefa de la diplomacia venezolana señaló que ante esta situación, las relaciones con España estaban bajo una "exhaustiva" revisión y agregó que el gobierno hacía nuevamente un llamado a Madrid para que "respete la soberanía" de Venezuela.

Esta convocatoria del representante español ocurrió horas después de que el Ministerio de Exteriores de España llamara al embajador de Venezuela en Madrid, Mario Isea, para expresarle el rechazo del gobierno de Madrid a las declaraciones de Maduro, quien además calificó de "racista" al jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy. Isea fue recibido a mediodía (hora local) por el director general para Iberoamérica, Pablo Gómez Olea, quien expresó el "malestar y rechazo" de su gobierno por "los insultos y amenazas" de Maduro, que consideró "intolerables", pues "no contribuyen a un mínimo entendimiento" entre ambos gobiernos.

"Ya basta"

Antes, en la noche del martes (14.04.2015), Maduro había criticado una moción que fue debatida por el Congreso de los Diputados de España para pedir la liberación de opositores venezolanos encarcelados. Maduro dijo que ordenó a Rodríguez y al consejo de vicepresidentes de Gobierno que analice el pronunciamiento del Parlamento y que preparen un conjunto de medidas en respuesta a esa "agresión".

"Quiero tener buenas relaciones con todos, pero ya basta. ¿Hasta cuándo vamos a aguantar el abuso, el desprecio, el racismo? Rajoy es un racista. Está detrás de todas las maniobras contra Venezuela, de todas las asquerosidades contra la patria de Simón Bolívar", dijo el mandatario.

La tensión entre ambos países se disparó en octubre pasado, cuando Rajoy recibió en Madrid a Lilian Tintori, esposa de López, encarcelado desde hace más de un año acusado de instigar las protestas que tuvieron lugar en 2014 en Venezuela. La reunión provocó el enfado de Maduro, quien la calificó como un "acto inamistoso, de injerencismo y de apoyo a los grupos de ultraderecha que ejercen la violencia en Venezuela por parte del señor Rajoy".

RML (dpa, efe)