1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Vaticano: un jesuita asume, por primera vez, órgano de vigilancia de la fe católica

El nuevo prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el español Luis Francisco Ladaria Ferrer, sucede al destituido ultraconservador Gerhard Müller. “No me gustan los extremos”, dijo Ladaria.

Luis Francisco Ladaria Ferrer, hasta ahora, arzobispo jesuita de Mallorca y asistente del papa.

Luis Francisco Ladaria Ferrer, hasta ahora, arzobispo jesuita de Mallorca y asistente del papa.

El arzobispo, de 73 años, estudió derecho y es jesuita como el pontífice argentino. Se trata del primer miembro de esta orden que dirige uno de

los grandes organismos de la curia romana. Sucede en el cargo al cardenal Gerhard Ludwig Müller, un conservador conocido por su oposición a las reformas en el seno de la Iglesia católica. A diferencia de él, Ladaria Ferrer coincide en casi todos los temas con el papa Francisco.

El papa Benedicto XVI nombró a Ladaria en 2008 arzobispo y secretario, con lo que se convirtió en el número dos de la Congregación para la Doctrina de la Fe.  Francisco convirtió Ladaria Ferrer, nacido en Manacor, en su principal asesor en cuestiones teológicas y como tal respaldaba las afirmaciones del pontífice.

Ladaria: "No me gustan los extremos”

Müller está considerado un conservador seguidor de la línea dura, sin embargo Ladaria está visto como un "conservador moderado". En el Vaticano se espera que el español, a diferencia de su predecesor siga actuando entre bambalinas. 

El arzobispo mallorquín no es sólo un reputado teólogo, sino que evita la atención mediática y apenas da entrevistas. Hace algunos años dijo: "Tengo que decir que no me gustan los extremos, ni progresismo ni tradicionalismo". Ladaria, lector voraz, es además amante de la música clásica, especialmente de Johann Sebastian Bach.

JOV (efe, dpa)

 

DW recomienda