1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Vaticano primero en saludar personalmente a Raúl Castro

El Vaticano será el primer Estado que salude personalmente al nuevo presidente de Cuba, Raúl Castro, en la figura de su número dos, el secretario de Estado Tarcisio Bertone,

quien como colofón a su visita de casi una semana en la isla es recibido este martes por el sucesor del histórico Fidel Castro.

El "número dos" de la Santa Sede dijo la víspera esperar "claridad" y "sinceridad" en su encuentro con el nuevo "número uno" cubano, en horas de la tarde de hoy, tras una estancia en la isla en la que pudo constatar, subrayó, una "excelente" relación con las autoridades cubanas.

"Jamás he podido hablar tanto con las autoridades cubanas como en esta tercera visita", subrayó. "Esto es muy importante, favorable", insistió en rueda de prensa el lunes, tras una reunión con el canciller cubano, Felipe Pérez Roque. En horas de la noche, el cardenal hizo una recepción oficial en la Nunciatura Apostólica para las más altas autoridades cubanas, a excepción de los hermanos Raúl y Fidel Castro.

En un inusual gesto, los medios de comunicación cubanos han dado una amplia cobertura a la visita de Bertone y, por extensión, a la Iglesia cubana, uno de cuyos reclamos tradicionales es una mayor presencia mediática.

No sólo se retransmitió en directo por televisión la misa que el jueves pasado ofició el cardenal en la Plaza de la Catedral en La Habana, sino que los medios han reportado puntualmente las visitas que el alto prelado realizó los pasados días a las provincias de

Santa Clara, Guantánamo y Santiago de Cuba.

Además, el diario "Granma" anunció hoy en primera plana su encuentro de la tarde con Raúl Castro. Y, en la segunda página del órgano oficial del Partido Comunista (único), se publica el comunicado de la Iglesia cubana sobre la elección el domingo de Raúl Castro, en el que la jerarquía eclesiástica local dio un "voto de confianza" a la nueva cúpula de la isla para que pueda "llevar adelante con decisión" las "medidas trascendentales progresivas" que "puedan comenzar a satisfacer desde ahora las ansias e inquietudes expresadas por los cubanos".

El comunicado ya había sido leído íntegro la víspera, en el noticiero de la noche de la televisión nacional. Por su parte Bertone, en un encuentro con el cuerpo diplomático acreditado en Cuba, deseó al nuevo Consejo de Estado conformado el domingo "mucho acierto" y la "capacidad de interpretar más y más" las "necesidades de cada ciudadano", el cual, agregó, "tiene el derecho de sentirse orgulloso de ser cubano y respetado, valorado y representado por quienes lo gobiernan".

El versado diplomático supo satisfacer el lunes a las autoridades cubanas al condenar públicamente una vez más en nombre del Vaticano el embargo estadounidense contra la isla, que calificó de "éticamente inaceptable" y de "violación de la independencia de un pueblo".

Tampoco quiso presionar sobre el tema de una posible liberación de presos -la visita de Juan Pablo II derivó en una de las mayores amnistías que haya realizado la isla hasta la víspera- y dijo simplemente esperar "gestos buenos" que "ayuden a la reconciliación y

dan signos de esperanza".

Asimismo, destacó la "madurez" de las relaciones entre la Iglesia local y el gobierno de la isla en la última década y resaltó la "voluntad de superar dificultades y enfrentar los problemas en conjunto", aprovechando sin embargo una vez más para hacerse eco de los reclamos de la Iglesia local, sobre todo en materia de educación.

"La Iglesia puede dar una gran contribución a la cultura", recordó Bertone.

El canciller cubano respondió manifestando la intención de las autoridades de la isla de "seguir ampliando y profundizando la comunicación cordial y fluida que ya existe" con la Iglesia cubana, asegurando que continuarán trabajando para "crear las condiciones para que puedan ejercer con toda amplitud y garantías el papel y la responsabilidad que a la Iglesia corresponde".

El alto cardenal dijo ser también consciente del momento "extraordinario" en que se ha producido su visita a Cuba, para conmemorar el décimo aniversario de la que hiciera el fallecido papa Juan Pablo II y que ha coincidido con el cambio histórico en la cúpula de poder de la isla.

En este sentido, recordó que "el momento de cambio es muy importante" y manifestó su esperanza de que el nuevo presidente "continuará con una visión (...) de desarrollo de Cuba y de las relaciones internacionales de Cuba hacia el mundo" en la misma línea en que pidiera Juan Pablo II al afirmar "que Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba".

Asimismo, ofreció la "cercanía" de la Iglesia católica de las autoridades para "trabajar en el bien común" del pueblo cubano. "Hay un camino que se persigue que va adelante, que hace madurar todos juntos", señaló Bertone.

"El nuevo presidente Raúl, el nuevo Consejo de Estado, la Iglesia católica misma intentan reconocer, percibir las aspiraciones del pueblo y responder con todos los medios posibles teniendo en cuenta las dificultades del pueblo cubano sobre todo el bloqueo económico", aseguró el número dos del Vaticano.

Además de su encuentro con Raúl Castro, cuya hora no ha sido especificada, Bertone tenía previsto visitar hoy la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), antes de partir a Roma en horas de la noche. (dpa)