1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

Vacuna contra el cáncer: también para ellos

Desde hace años se recomienda a las mujeres vacunarse contra el virus del papiloma humano. Pero la vacunación no está tan extendida en el caso de los varones, aunque también podría evitarles muchos problemas.

Una infección con el virus del papiloma humano (VPH) puede provocar en las mujeres cáncer en el cuello uterino, y, en los hombres, verrugas genitales, entre otras cosas. Entre el 75 y el 80 por ciento de las personas sexualmente activas se han contagiado alguna vez con estos virus. Generalmente se encuentran en la piel o en las mucosas.

En Alemania, la Comisión Permanente de Vacunación (STIKO) recomendó en 2007 vacunar a las chicas de entre 9 y 17 años de edad. Cerca de un 40 por ciento de ellas siguieron el consejo. En el caso de los varones, sin embargo, no se ha emitido una recomendación similar, pese a que también ellos pueden verse afectados por el virus.

Tratamiento largo y doloroso

Una infección con el VPH puede llevar a la aparición de verrugas genitales o condilomas, que suelen padecer más los varones que las mujeres. Norbert Brockmeyer, jefe del Centro de Medicina y Salud Sexual de la clínica dermatológica de la universidad de Bochum, indica que “pueden causar serias dolencias a jóvenes y adultos. El tratamiento no solo es difícil, sino también desagradable para el paciente, porque resulta doloroso”. El médico añade que la terapia es larga y es muy difícil lograr eliminar por completo esas verrugas.

Existen alrededor de 200 diferentes virus del papiloma humano. Los tipos VPH 16 y VPH 18 son altamente agresivos y responsables de entre el 60 y el 70 por ciento de los casos de cáncer, según Brockmeyer. También en los hombres pueden provocar cambios en las células y llevar finalmente al desarrollo de esta enfermedad.

Las autoridades sanitarias todavía están estudiando la incidencia del VPH en los casos de cáncer en pacientes varones y, aunque en Alemania no se recomienda aún la vacunación masculina, en el estado federado de Sajonia ya se imparte el consejo de vacunar también a los jóvenes.

Una “bendición”

“La vacuna es una bendición para los chicos”, dice el médico, haciendo notar que no solo protege de los tipos VPH 16 y 18, sino también de los tipos menos agresivos 6 y 11, que pueden causar condilomas. “Estos condilomas son bastante frecuentes en la población. Quien los haya tenido y haya debido someterse a un tratamiento, sabe cuán importante habría sido vacunarse”, afirma Brockmeser.

La vacuna cuesta cerca de 360 euros y es necesario aplicarla dos veces. El tratamiento de una infección o de un cáncer resulta sin embargo, mucho más caro. Pero ese no es el único aspecto. “La vacunación y la puesta a disposición de las vacunas es también una obligación social” a juicio del médico, que aboga porque también los varones recurran con más frecuencia a ellas.

DW recomienda