Vacuna contra el ébola supera prueba inicial | El Mundo | DW | 27.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Vacuna contra el ébola supera prueba inicial

Una vacuna experimental contra el ébola, fabricada por GlaxoSmithKline (GSK), no causó efectos colaterales serios y produjo una respuesta inmune en los 20 voluntarios de la salud que la recibieron en una prueba inicial.

Para finales de años se esperan los resultados de otra parte de estos estudios experimentales iniciales, conducidos en el Reino Unido, Mali y Suiza, además de los publicados (de Estados Unidos).

Para finales de años se esperan los resultados de otra parte de estos estudios experimentales iniciales, conducidos en el Reino Unido, Mali (foto) y Suiza, además de los publicados (de Estados Unidos).

Una vacuna experimental contra el virus del ébola fabricada por GlaxoSmithKline (GSK) no ha causado efectos colaterales serios y produjo una respuesta inmune en los 20 voluntarios de la salud que la recibieron en una prueba inicial en Estados Unidos, aseguraron científicos en los resultados del estudio publicados este miércoles (26.11.2014) en la publicación científica New England Journal of Medicine.

La prueba, que comenzó el 2 de septiembre y en la que se controlarán a los voluntarios por 48 semanas, busca determinar qué tan segura es la vacuna. Pero la respuesta inmune dio esperanzas de que además podría ser efectiva.

La candidata a vacuna intramuscular contra el ébola, usada en este estudio desarrollado por el Instituto Nacional de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), fue desarrollada por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), perteneciente al NIH, así como por Okairos, una compañía de biotecnología adquirida por GSK en 2013, según informa la compañía farmacéutica en un comunicado de prensa.

La vacuna contiene material genético de dos cepas de ébola: Zaire, responsable del actual brote del virus en Africa Occidental, y Sudán, pero no tiene virus, por lo que no puede causar la enfermedad. Como no es ético exponer voluntarios al virus, los investigadores estudian la efectividad de las vacunas candidatas teniendo en cuenta si generan anticuerpos del ébola.

Para finales de años se esperan los resultados de otra parte de estos estudios experimentales iniciales, conducidos en el Reino Unido, Mali y Suiza, además de los que ahora se publican en Estados Unidos. Si estos controles de seguridad resultan exitosos, la próxima fase incluiría la vacunación de miles de trabajadores sanitarios que se encuentran en estos momentos en la primera línea de combate a la enfermedad en dos de los países afectados, Sierra Leona y Liberia.

RML (Reuters, GSK)

DW recomienda