1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Eurodinámica

Válvulas coronarias a la carta

El corazón es la planta que bombea sangre a través de las arterias y dicta el ritmo de nuestro cuerpo. Cuando sus válvulas se dañan, es necesario cambiarlas… y ahora se fabrican con impresoras de tercera dimensión.

Imagen digital de un corazón.

Imagen digital de un corazón.

Las válvulas coronarias artificiales podrán salir en serie con la ayuda de una impresora que las reproduce en tercera dimensión. El matemático alemán Hartmut Schwandt, de la Universidad Técnica de Berlín, explica:

“Aquí tenemos polvo de plástico que distribuimos sobre una superficie. Con rayos láser marcamos una figura en el material. La acción del láser derrite los glóbulos de plástico y forma un modelo con los datos a disposición.”

Capa a capa va surgiendo una válvula aórtica en su forma natural.

"La idea es producir válvulas coronarias a la medida. Para ello nos basamos en los datos de una tomografía del paciente. Los datos nos permiten generar una válvula en tres dimensiones.”

Con un programa digital especial transformamos las imágenes de la tomografía en un modelo 3D del corazón y las válvulas coronarias”, dice el ingeniero Ben Jastram, que explica los procesos en gráficas tridimensionales.

Válvula aórtica fabricada con una impresora de tercera dimensión.

Válvula aórtica fabricada con una impresora de tercera dimensión.

"Aquí vemos la válvula de la aorta integrada en su estructura, en la que también apreciamos otras válvulas en tercera dimensión. Gracias a la representación geométrica podemos trabajar con toda precisión. “

Los datos geométricos son enviados a la impresora que, al final del proceso, genera la válvula coronaria de plástico. Pero antes de poder ser implantada en el paciente, los científicos la recubren con cultivos de células humanas extraídas de cordones umbilicales.

Cora Lüders, del Deutsches Herzzentrum, en Centro alemán Coronario:

"El cordón umbilical contiene células capaces de formar las más diferentes partes del cuerpo. Las células de los cordones umbilicales pueden cultivarse muy bien en condiciones de laboratorio y no son rechazadas por el organismo de terceros.”

El cultivo artificial de tejido biológico es conocido como Tissue Engineering. El material de las válvulas debe ser poroso para que las células se puedan asentar y crecer allí. Este proceso tiene lugar en un bioreactor, el cual está dotado con las sustancias vitales para la vida de las células. Cora Lüders:

“Sustancias alimenticias reemplazan la sangre que las células necesitan para sus funciones y crecimiento: sueros, suplementos vitamínicos y electrolitos.”

La prótesis cubierta de células humanas es luego implantada y debe cumplir una etapa de integración natural en el cuerpo humano, explica Hartmut Schwandt.

En el futuro, las válvulas artificiales deben ser de materiales totalmente biodegradables.

Autor: Thomas Gith / José Ospina-Valencia

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema