1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Uruguay: protesta de exprisioneros de Guantánamo

Bajo “estricta reserva”, el mediador nombrado por la Cancillería uruguaya dialoga con los ex presos de Guantánamo que se han negado a firmar un acuerdo y piden mejores condiciones de vida.

Por los años que pasaron en Guantánamo, sin juicio ni cargos en su contra, exigen una indemnización. La protesta de los exreclusos de ese campo ante la embajada de Estados Unidos en Montevideo apunta a conseguir una mejor situación de vida. Quieren dinero, vivienda, y reunirse con sus familias.

La responsabilidad de Estados Unidos

La responsabilidad de Washington es lo que pone de relieve esta acción. También el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, considera responsable al gobierno estadounidense, según lo manifestó en la reciente Cumbre de las Américas. No obstante, la situación también resulta problemática para Uruguay, que acogió en diciembre pasado a seis exprisioneros, en una medida con la que el entonces presidente, José Mujica, quiso ayudar a Barack Obama a resolver el problema de Guantánamo.

Cuatro de ellos son los que llevan días ante la sede diplomática norteamericana, en un intento de llamar la atención sobre sus reclamos. En un comunicado publicado en internet explicaron: "Tratamos de todas las formas posibles y caminos oficiales, hablamos con varios representantes del gobierno, pero nuestras condiciones (de vida) no han cambiado".

Mucha incertidumbre

El problema escaló cuando cinco de los hombres acogidos por Uruguay se negaron a firmar documento que les entregó Servicio Ecuménico para la Dignidad Humana (Sedhu), que representa en este asunto al Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR). Según explicó a comienzos de esta semana el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, “se trata de un convenio en virtud del cual “ellos se comprometen a estudiar español y a cuidar su salud (…), reciben una determinada cantidad de dinero y ahí la responsabilidad formal de Uruguay termina”.

Ex prisioneros de Guantánamo, en diciembre, en Uruguay.

Ex prisioneros de Guantánamo, en diciembre, tras su llegada a Uruguay.

El convenio tiene un año de duración. Y, aunque de parte uruguaya se ha dicho que sería prorrogable, ese es uno de los puntos que ha motivado la negativa de los exreclusos a firmarlo. ¿Qué ocurrirá después de ese plazo? ¿A cuánto ascenderá el monto de dinero? Son cosas que provocan incertidumbre, subrayó el abogado de los afectados, Mauricio Pigola, asegurando que, en todo caso, sus representados tienen “muy buena predisposición para solucionar este asunto”.

Mediación oficial

La negativa a suscribir el documento les ha significado a los refugiados dejar de percibir los cerca de 562 dólares que se les había asignado para su subsistencia. Ahora se intenta buscar un acuerdo en conversaciones que se mantienen en absoluta reserva. Christian Mirza, elegido por la Cancillería como mediador, aseguró que el Gobierno de Uruguay no dejará “desamparados” a los ex prisioneros de Guantánamo.

Hablando con radio El Espectador, de Montevideo, Mirza subrayó: “Recordemos que hace apenas cuatros meses que están, y cuatro meses no es nada. Recordemos de dónde vienen y cómo llegaron a Uruguay, llegaron a un lugar con una cultura totalmente diferente, y además provienen de estar presos sufriendo tortura. Hay que ponerse un poco en la piel del otro".

DW recomienda