Urge agencia de calificación europea | Economía | DW | 19.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Urge agencia de calificación europea

Las agencias internacionales de calificación han desatado la ira política en Europa al rebajar la deuda soberana de varios países. Ahora se espera que una nueva agencia europea contrarreste su influencia.

Specialist Justin Bohan holds his head as he works at his post on the floor of the New York Stock Exchange, Thursday Oct. 9, 2008. Stocks plunged in the final minutes of trading Thursday, sending the Dow Jones industrials down more than 675 points, or more than 7 percent, to their lowest level in five years after a major credit ratings agency said it was considering cutting its rating on General Motors Corp. (AP Photo/Richard Drew)

USA Finanzkrise New York Börse Wall Street

Mientras los países de la eurozona pugnan por restaurar la confianza de países como Grecia, Irlanda, Portugal, Italia y España, emerge el obstáculo de hacer frente a la rebaja de su valor crediticio efectuada por las agencias internacionales. Actualmente se está formando una agencia de calificación europea que contrarreste la influencia de las tres grandes basadas en EE. UU.: Moody´s, Standard & Poor y Fitch. Se estima que esta nueva agencia financiada con fondos privados cueste 300 millones de euros (425 millones dólares), según un informe publicado por la revista mensual de finanzas Capital.

A sign for Moody's Corp. is shown Aug. 13, 2010 in New York. Moody's Investors Service is a credit rating agency. (AP Photo/Mark Lennihan)

Moody's Corp., sede neoyorkina.

Markus Krall, socio de la consultora Roland Berger de Múnich, lleva meses presionando por esta causa. En declaraciones a Capital, señaló que la nueva agencia sería creada como un consorcio de hasta 25 miembros, en el que cada uno aportaría diez millones de euros. Josef Ackermann, director ejecutivo de Deutsche Bank, parecer apoyar este modelo.

Apoyo político

Capital informa de que la nueva agencia se establecería como fundación independiente sin ánimo de lucro a finales de 2011. Según sus previsiones, emitiría sus primeros informes sobre calificaciones de deuda durante el segundo cuatrimestre de 2012 y añadiría evaluaciones de bancos en el segundo semestre del mismo año. En 2013 ya sometería a valoración a empresas e instrumentos financieros. Para entonces, la agencia contaría con 1000 empleados procedentes de los principales centros financieros.

Die Logos der Ratingagenturen Fitch, Standard & Poor's und Moody's, aufgenommen am Donnerstag (29.04.2010) an den jeweiligen Vertretungen der Unternehmen in Frankfurt am Main (Bildkombo). Ratingagenturen bewerten die Kreditwürdigkeit von Unternehmen, Banken und Staaten. Dabei fließen veröffentlichte Zahlen ebenso ein wie Brancheneinschätzungen oder eine Beurteilung des Managements. Foto: Fredrik von Erichsen dpa/lhe +++(c) dpa - Bildfunk+++

Logo de las agencias calificadoras Fitch y Standard & Poors.

Krall explicó a la revista que la nueva agencia se diferenciaría de las tres actuales en que sus calificaciones estarían financiadas por inversores en lugar de por empresas emisoras de deuda. Mientras que las agencias estadounidenses cobran un millón de euros o más por evaluar una empresa de la DAX, la nueva entidad europea percibiría menos de la mitad de esa cantidad.

La política alemana apoya firmemente el establecimiento de una nueva agencia de calificación que rompa el actual dominio de las actuales. El exministro de economía Rainer Brüderle, líder del partido liberal alemán (FDP), solicitó recientemente una reforma del mercado de calificaciones. Mientras tanto, Reuters ha sabido que un número de familias alemanas trata de impulsar el establecimiento de una nueva agencia de calificaciones en Suiza. Tratan así de distanciarse de la futura agencia europea y de la política germana, tratando de asegurar una inversión a largo plazo, según informa el servicio de noticias.

Autor: Gerhard Schneibel/ M. Santacecilia (AFP, Reuters)
Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda