1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Uno de los detenidos admite que dio la bomba al autor del atentado de Bangkok

La Policía tailandesa dijo que uno de los detenidos por el atentado en Bangkok confesó haber entregado la mochila con la bomba al hombre que el 17 de agosto colocó el artefacto que causó 20 muertos en un templo.

El sospechoso, identificado como Yusufu Miereli, fue llevado por la Policía a varios puntos urbanos para recrear sus movimientos el día del atentado, incluido el templo y la estación de tren donde supuestamente entregó el explosivo, precisó el portavoz de la Policía tailandesa, Prawut Thavornsiri.

La Policía cree que Miereli forma parte de la red que planeó la acción, que ejecutó otro hombre con camiseta amarilla al que cámaras de seguridad grabaron cuando dejaba la mochila en el templo instantes antes de la deflagración. "Este es el lugar donde se encontró con el hombre de camiseta amarilla e intercambiaron la mochila", afirmó Prawut durante la recreación de los hechos en la estación de ferrocarril.

Sospechoso podría ser de minoría uigur

El portavoz policial precisó que el detenido también admitió que estuvo en un paso elevado para peatones cercano al lugar de la explosión donde intentó sin éxito sacar fotografías, pero negó haber sido él quien detonó la bomba. Aún no se ha confirmado la nacionalidad de Miereli, que fue detenido con un pasaporte que sitúa su lugar de nacimiento en la región china de Xinjiang, donde reside la comunidad musulmana uigur.

Según el Bangkok Post, que cita fuentes de la investigación, éste identificó al autor intelectual de la acción como Abudureheman Abudusataer, llamado también "Ishan", originario de Xinjiang, y que habría salido de Tailandia un día antes del atentado.

El diario también dice que Miereli reconoció que tras la acción compartió piso con el hombre que colocó la bomba en el templo y con otra persona que fue captada por cámaras de seguridad lanzando otro paquete al río donde hubo otra explosión al día siguiente.

Junto con Mierelli, la Policía ha detenido a otra persona en relación a este caso, un hombre al que identificó como Adem Karadag al que encontraron en un piso de un suburbio de Bangkok con decenas de pasaportes turcos falsificados. Además, ha pedido órdenes de arresto de otras once personas, la mayoría de ellos extranjeros.

Las autoridades tailandesas insisten en vincular el atentado con el crimen organizado pese a que la investigación policial alimenta la hipótesis de una represalia por la deportación en junio de un centenar de uigures a China.

CP (efe, rtr)