1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

UNICEF: Diez millones de iraquíes necesitarán ayuda humanitaria a fin de año

El conflicto armado y los ataques de EI en Irak hace que ya ocho millones de desplazados internos necesiten ayuda humanitaria. La violencia contra los niños es cuatro veces más grave que hace un año, informa UNICEF.

Diez millones de iraquíes estarán afectados al final de este año por el conflicto armado y la acción del grupo terrorista Estado Islámico (EI) y requerirán de algún tipo de asistencia humanitaria, dijo este martes (30.6.2015) el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Al haberse cumplido este mes un año desde que la violencia se extendió en toda la región central de Irak -con la captura por parte del EI de Mosul, la segunda ciudad más importante del país y a la que seguirían algunas otras-, Unicef señaló que actualmente ocho millones de desplazados internos necesitan ayuda humanitaria.

"La violencia nos tomó a todos por sorpresa y en ese entonces nadie hubiera adivinado que un año después estaríamos viendo una crisis (...) que afecta ya a ocho millones de personas", declaró por teleconferencia desde Erbil el coordinador de Unicef para Irak, Colin McInness.

Salud y educación, colapsadas

"El sistema de salud ha colapsado, al igual que la educación. Es una situación desesperada para los niños, con 650.000 que no hantenido ningún tipo de escolarización este año, mientras que el curso escolar de otros tres millones de niños estuvo gravemente afectado", declaró. McInness relató que recientemente se han desplazado debido a la violencia en la provincia de Anbar (hacia los alrededores y hasta Bagdad) unas 3.000 personas.

Ellas requieren, como mínimo, agua, alimentos, artículos de higiene y cobijo temporal. En medio de esta situación, Unicef enfrenta "una situación financiera desesperada" para sus operaciones en Irak, comentó el representante del organismo. Adelantó que si los donantes no empiezan a desembolsar los fondos que han prometido, "en cuestión de pocas semanas no podremos seguir suministrando agua a los desplazados y los 650.000 niños que no han podido acudir a la escuela no podrán volver a las aulas en dos meses, cuando empieza el año escolar".

Para continuar con actividades esenciales en Irak durante la segunda mitad del año, Unicef necesita 48 millones de dólares. La violencia contra las niños es ahora cuatro veces más grave que hace un año por los casos de mutilación, secuestros y ataques registrados a los servicios básicos que ellos necesitan.

CP (efe, UNICEF)