Unicef: Cada cinco segundos muere un niño en el mundo | El Mundo | DW | 13.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Unicef: Cada cinco segundos muere un niño en el mundo

Cada cinco segundos muere un niño en el mundo, muchos de los cuales podrían haber sido salvados aplicando medios sencillos, según un estudio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Cerca de un millón de recién nacidos al año no sobreviven al primer día después del parto. "La comunidad internacional va muy despacio a la hora de reducir la mortalidad infantil", afirmó Unicef.

De acuerdo con la organización internacional, la comunidad internacional no conseguirá cumplir con los objetivos del milenio acordados en 2000, cuando se fijó reducir en dos terceras partes la tasa de mortalidad infantil de 1990 a 2015. Actualmente mueren al día cerca de 18.000 niños.

"Con medios sencillos y baratos como vacunas, antibióticos, mosquiteras y una mejor asistencia de las madres y niños durante y después del nacimiento, se podrían salvar millones de niños", escribió el director de Unicef Deutschland, Christian Schneider, en un comunicado.

Neumonía, malaria y complicaciones del parto

Entre las causas más frecuentes de muerte entre niños menores de cinco años se cuentan la neumonía, las complicaciones derivadas de un parto prematuro y del parto, y

UNICEF: Las causas de mortalidad infantil podrían evitarse con medios sencillos y baratos.

UNICEF: Las causas de mortalidad infantil podrían evitarse con" medios sencillos y baratos."

enfermedades como la malaria. En casi la mitad de todas las muertes infantiles la desnutrición infantil juega un papel importante.

De acuerdo a los datos de Unicef, cuatro de cada cinco niños que mueren antes de su quinto día proceden del sur de Asia o del sur de África. Asimismo, la mitad de todos los casos de mortalidad infantil se dan tan sólo en cinco países: India, Nigeria, Pakistán, República Democrática del Congo y China.

Sin embargo, Unicef deja espacio para la esperanza. Nunca antes sobrevivieron tantos niños a su quinto día como ahora. Sobre todo, han mejorado de manera "impresionante" las cifras en los países en desarrollo y emergentes. Naciones como Etiopía, Bangladesh, Brasil, Nepal o Tanzania han conseguido reducir su tasa de mortalidad infantil en dos tercios o incluso más.

Los mayores avances se han dado en los países donde los gobiernos han invertido en mejorar las condiciones de salud de las familias más pobres, en proporcionar agua potable, así como en educación y en estrategias contra la pobreza.

CP (dpa, afp, kna)

DW recomienda