1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Unasur: más dudas que esperanzas

Europa observa con cierto escepticismo el surgimiento de Unasur, pero a la vez "hay esperanzas por que finalmente funcione una estructura de integración regional”, afirma la investigadora Claudia Zilla.

default

Aspiraciones hegemónicas de Brasil.


La sorpresiva renuncia del ecuatoriano Rodrigo Borja a la secretaría general de Unasur, un día antes de la firma del tratado de su fundación por parte de los 12 presidentes de los países miembros en Brasilia, “no es un pájaro de buen agüero”, según la investigadora del Instituto alemán para la Política Internacional y de Seguridad, Claudia Zilla.

La dimisión de Borja responde a la negativa de los gobernantes de Unasur a sus propuestas de que ese foro incluya a la Comunidad Andina y al Mercosur, y a lo que él llamó "sustanciales discrepancias con el modelo de integración".

Ningún bloque regional ha logrado hasta ahora integrar regionalmente a América Latina o fortalecerla como bloque ante la Unión Europea o Estados Unidos. El Mercosur, creado en 1989 y al que pertenecen Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, no ha podido ni resolver pugnas bilaterales y se ha quedado estancado. Tampoco el bloque más antiguo, la Comunidad Andina (CAN) que incluye a Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, ni el Caricom de la comunidad caribeña. El ALBA, creada por el presidente venezolano, Hugo Chávez para hacer frente a la iniciativa de Washington para promover una zona de libre comercio en el continente, ALCA, se ha debilitado.

Regierungschefs beim EU-Lateinamerikagipfel 2008 in Lima, Peru

La Cumbre de Lima reunió a mediados de mayo a mandatarios europeos y latinoamericanos.

Idea netamente brasileña

Ahora surge Unasur, una iniciativa brasileña que se remonta a la gestión de Fernando Hernique Cardoso y posteriormente fue retomada por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que busca crear un marco de integración para toda Sudamérica con excepción de la Guayana Francesa. “La idea es trabajar no solo en el campo energético y financiero, sino también en temas sociales, políticos y económicos en general”, afirma la investigadora Claudia Zilla.

La experta afirma que una reciente propuesta también de Brasil, fue la de crear un Consejo de Seguridad con el objetivo de coordinar las políticas de defensa y de seguridad de la región e integrar esta institución a Unasur, "son originalmente dos vías distintas”, afirma.y añade: “pero ya hay voces escépticas, por ejemplo de Colombia, que cuestiona la utilidad y necesidad de crear tal institución”. Por cierto que el presidente colombiano, Alvaro Uribe, que debía asumir la presidencia rotativa de Unasur, desistió por las discrepancias con Ecuador y Venezuela.

La investigadora afirma que en Europa hay por una parte,

"esperanza de que finalmente algo creado a nivel regional tenga un futuro efectivo, pero por otra, a raíz de la experiencia que se ha tenido con otras iniciativas existe la gran duda de si esto no contribuirá a crear una institución más sin una verdadera funcionalidad y si no se correrá el riesgo de generar una superposición de estructuras que en definitiva son poco efectivas que terminan por bloquearse unas a otras".

El pueblo unido und so weiter

Fidel Castro y Hugo Chávez.

Aunque es una propuesta brasileña, la iniciativa ha recibido el apoyo de Venezuela. "Los brasileños insistieron en que el Consejo de Defensa tendría otro perfil distinto a la OTAS, (la iniciativa venezolana) pues no tendría un carácter tan operativo como la OTAN", afirma Zilla. Eso pese a que la propuesta responde claramente a las aspiraciones hegemónicas de Brasil en la región. "Cuando el ministro de Defensa de Brasil presentó la iniciativa afirmó que sería un gusto para su país representar y hablar por esta institución en un Consejo de Seguridad futuro donde Brasil podría tener un asiento permanente. Ahí ya se ve ya la aspiración de protagonismo internacional por parte de Brasil", advierte Zilla.

Inseguridad en la Amazonia

La investigadora destaca que a nivel regional la estrategia aspira a integrar la región en temas de seguridad y de defensa. "Sobre todo considerando que Brasil tiene un problema con su frontera norte, en la Amazonia, una zona cada vez más difícil de regular estatalmente, que además limita con países que están en crisis en lo que respecta a su unidad nacional. Además Brasil ve las aspiraciones de liderazgo regional de Venezuela que han estado acompañadas por compras de armamento. De modo que integrar y tener acceso a más información o intercambio sobre lo que hace Venezuela puede ser beneficioso para el estatus regional de Brasil en Sudamérica".

Zilla afirma que a diferencia de la década de los 90, cuando los procesos de integración en Sudamérica tenían como meta ser una plataforma de lanzamiento para el mercado global hoy en día muchas políticas de los gobiernos tienen la misma estrategia pero con un nuevo objetivo, generar un mercado interno mayor, más protegido y a menudo acompañado de un discurso anti-imperialista. "Hoy en día la integración es concebida de otra forma y tiende a priorizar los mercados internos más allá de la exportación de materias primas a Asia en grandes cantidades y a un alto nivel de precios", concluye.

Enlaces externos