1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

“Una sanción muy dura”

La estrella venezolana conversó con Deutsche Welle sobre el castigo disciplinario impuesto a su compañero de equipo, el peruano Paolo Guerrero, y la situación en Hamburgo, club que no logra mejorar en la Bundesliga.

Paolo Guerrero comete la controvertida falta al portero Sven Ulreich.

Paolo Guerrero comete la controvertida falta al portero Sven Ulreich.

El fin de semana pasado “el depredador” peruano Paolo Guerrero protagonizó la que ha sido considerada en Alemania como “la escena más fea del fútbol alemán este año”, una falta cometida al portero del Stuttgart, Sven Ulreich, que le mereció la tarjeta roja y, además, una severa sanción de ocho partidos de suspensión sin precedentes en la Bundesliga.

Tomás, ahora les tocará arreglárselas sin Paolo Guerrero casi hasta el final de la temporada

Sí, y con ello sufrimos una baja muy significante por lo que él venía haciendo a favor del equipo. Guerrero venía siendo un jugador clave, el delantero principal, el encargado de los goles, él estaba trabajando muy bien y nos ayudaba mucho. Para todo el grupo la sanción que se le impuso fue un golpe duro, él era muy importante para nuestro funcionamiento.

¿Es justa la sanción?

Yo no soy quién para juzgar esto, a mí eso no me corresponde, pero en mi opinión ocho fechas de suspensión son demasiado.

¿Demasiado?

Que la falta merecía una expulsión, y una sanción, es algo que no tiene duda, pero 8 fechas es demasiado, yo he visto y vivido cosas en la Bundesliga que no han sido manejadas de esa forma tan severa, faltas que se castigan diferente y no son menos graves.

¿Cómo recibió Guerrero la sanción? ¿Cómo cree? Si para el equipo fue un golpe duro, para él mucho más.

El equipo queda desamparado en el ataque con la baja de Guerrero, ahora lo reemplazará Madlen Petric, de quien esta semana se conoció que abandonará el Hamburgo al final de temporada.

Petric es un profesional y se despedirá con mucho profesionalismo, no hay porque pensar que porque se va, su entrega y sus ganas de hacer todo a favor del equipo serán menos. Al contrario, él va a aprovechar para despedirse de la mejor manera posible de la afición del Hamburgo.

Una afición que últimamente sólo ha visto perder al equipo en casa

De visita hemos realizado muy buenos partidos, como ejemplo basta citar los juegos en Colonia y Gladbach, donde obtuvimos resultados que en casa no se nos están dando, y la verdad no sé por qué ocurre esto.

Tomás Rincón, la estrella venezolana del Hamburgo, lamenta la sanción a su colega peruano.

Tomás Rincón, la estrella venezolana del Hamburgo, lamenta la sanción a su colega peruano.

¿Alguna teoría?

Quizás sea la ansiedad ante nuestro propio público lo que nos lleva a hacer tan malos partidos en casa. Nos falta paciencia y calma para hacer nuestro fútbol, para cumplir con lo que el entrenador exige de nuestra parte: mantener el balón, jugar en horizontal y pasar hacia atrás si es necesario para poder reorganizar nuestro planteamiento. Eso lamentablemente no sucede.

Y en los segundos tiempos eso es aún más evidente, entonces el equipo se viene abajo

Es casi lógico que eso pase; cuando estamos tan ansiosos y nos falta paciencia, entonces vemos como se nos va el tiempo y de pronto queremos ir por más, nos le tiramos encima al rival perdiendo el orden, y así se nos complica todo. A eso se suma la presión de querer gustarle a nuestra propia afición en casa, el deseo de convencerla, de querer ofrecer un buen resultado, pero al final todo termina mal.

Hubo un momento en la temporada en la que todo lucía como si el curso se pudiera corregir

Nosotros tuvimos la oportunidad de levantar el mal comienzo de temporada que tuvimos, pero tras perder de local tres partidos, la buena campaña se echó a perder. A mí lo que me preocupa es la falta de ambición que exhibimos, somos conformistas, nos hacen falta esos deseos de ganar, ese hambre de triunfo.

Pero en algunos partidos sí que se ha visto esa voluntad ganadora

Cierto, contra Bayern o Gladbach, equipos que están arriba en la clasificación, la disposición fue otra, entonces hay más motivación en el grupo y se muestran más ganas de correr. Pero contra aquellos equipos que están a nuestro nivel, a nuestra altura, aquellos contra los cuales es importante sumar puntos dada nuestra situación, esa actitud positiva de lucha se extraña.

¿Y ahora qué se va a hacer?

Ahora vienen un par de partidos definitivos contra; tenemos que reducir nuestras expectativas y pensar de rival a rival, de juego a juego. Luego ya veremos que queda al término de la temporada.

Autor: Daniel Martínez

Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda