Una nueva Constitución para Libia | Política | DW | 28.08.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Una nueva Constitución para Libia

Tras la era Gadafi, Libia necesitará una nueva Constitución. Elaborarla será una empresa difícil, a juicio de entendidos alemanes. El desafío consiste en conjugar una democracia moderna con las tradiciones libias.

default

La estructura social libia deberá reflejarse en la futura Carta Fundamental.

La de Libia es una sociedad tribal, cuyos diversos clanes y tribus deben tener cabida en la futura Constitución, al igual que en el Gobierno, de acuerdo con su tamaño e influencia. Según estimaciones del politólogo Hanspeter Mattes, del Instituto Alemán de Estudios Globales y Regionales, en la actualidad hay en Libia cerca de 130 tribus y clanes familiares. Mientras estas grandes familias viven principalmente en las ciudades, las tribus habitan en las regiones menos pobladas del país.

¿Consejos regionales o partidos?

Para involucrar a estas tribus en las decisiones políticas, Mattes favorece la opción de una “democracia beduina directa”, según expuso en una entrevista con la edición de Internet del periódico Die Welt. Ese sistema tendría poco en común con el modelo de democracia practicado en Europa, pero sería más afín a las estructuras tribales libias. De acuerdo con este concepto, la participación democrática podría canalizarse a través de consejos regionales, a diferencia de lo que ocurre en Europa, donde está garantizada mediante diversos partidos políticos.

Tilmann Röder, del Instituto Max Plank de Derecho Público Extranjero y Derecho Internacional, estima en cambio que también hay posibilidades de establecer una democracia partidista en Libia. En una entrevista con la emisora Mitteldeutsche Rundfunk, hizo notar sin embargo que la creación de partidos podría tomar varios años.

Democracia occidental y tradiciones libias

Una tribu en el desierto.

Una tribu en el desierto.

La idea de la “democracia beduina directa” recuerda más bien a la Loya Jirga afgana, la “gran asamblea” en que los representantes de diferentes tribus resuelven en conjunto importantes asuntos nacionales y étnicos. Exportar el modelo europeo de democracia a Libia le parece poco sensato a Hardy Ostry, jefe del departamento africano de la fundación alemana Konrad Adenauer.

Imaginable resultaría en cambio una forma mixta, que conjugue conceptos occidentales de democracia con tradiciones árabes. Una mirada a otros países del norte de África, como Túnez, demuestra que eso es posible. En este caso, según Röder, también se podrían integrar a la Constitución principios como la libertad religiosa para los no musulmanes o la igualdad de derechos para la mujer.

Camino arduo

El Consejo Nacional de Transición planea llevar a cabo elecciones dentro de algunos meses. Quienes resulten electos habrían de convocar entonces a una asamblea para que elabore una Constitución moderna para Libia. Si se requiere asesoría, Alemania podría brindarla. Juristas germanos ya colaboran en la elaboración de nuevas Constituciones en Túnez y Egipto.

Pero el camino hacia una nueva Carta Fundamental libia podría resultar arduo, según Hanspeter Mattes. A su juicio, lo principal es evitar “el peor escenario”: una división del país. Por eso, en la Constitución se deberá encontrar un acuerdo que deje satisfecha a la región occidental de Libia, conservadora pero secular, y a la zona oriental, fuertemente islamizada. Mientras más se tarde en encontrar dicho acuerdo, más podría verse afectada la estabilidad del país.

Autor: Matthias von Hellfeld/ Emilia Rojas
Editor: José Ospina

 

DW recomienda