1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Una humillación para Bush

Los comentaristas analizan hoy el fallo de la Suprema Corte de EE. UU. que obliga a juzgar a los presos de Guantánamo ante tribunales ordinarios.

default

George W. Bush: derrota ante la Corte Suprema.

La supremacía de la Constitución

La Repubblica, Roma: "Decisivos para este fallo fueron los votos de algunos jueces nombrados por los Republicanos. Ello es una humillación para el Poder Ejecutivo de los EE. UU. El objetivo de esos jueces fue subrayar una vez más la supremacía de la Constitución, contra un poder político que reclama cada vez más potestades y contra una ideología del proceso sumario, de abusar de las detenciones y de los campos de concentración. La Suprema Corte humilló ya por tercera vez a la Casa Blanca y al Congreso de un Gobierno que intentó une vez más a lo que ya aspiraron anteriormente predecesores tales como Roosevelt, Nixon y Clinton: también ellos reclamaron una supuesta supremacía de la política sobre la Ley.

Guantánamo puede pertenecer pronto a la historia

DER SPIEGEL, Hamburgo: "El fallo de la Suprema Corte alegra a los defensores de los derechos humanos y hace enojar al presidente George W. Bush. Los presos de Guantánamo reciben acceso a tribunales ordinarios estadounidenses. El campo de prisioneros en Cuba, símbolo del hibridismo y la falibilidad de la gran potencia EE. UU., puede pertenecer pronto a la historia.

Limitado papel de Bush

La Stampa: "Antes, el presidente norteamericano era el símbolo de lo que los izquierdistas radicales más odiaban. Pues el presidente representaba el capitalismo más abyecto, era sinónimo de la dominancia del dinero, del poder militar y de la opresión de los pueblos en este mundo. ¿Qué ha sucedido? ¿Ha desaparecido la izquierda radical? ¿Se acabaron los adversarios de la globalización? En parte, ello quizás sea verdad. Pero lo decisivo es otra cosa. La presidencia de Bush se acaba, sólo le quedan seis meses en la Casa Blanca y su papel en la historia mundial es, ya sea negativo o positivo, de cualquiera forma ahora muy limitado. Pero sobre todo, EE. UU. no es la potencia hegemónica que fuera en la era después de la Guerra Mundial.

Europa no comparte la tendencia por soluciones militares

The Independent, Londres: "El presidente norteamericano saliente repetidas veces dejó en claro sus planes. Varias veces habló de un ataque militar contra las supuestas instalaciones atómicas de Irán. Esta semana lo volvió a decir, durante la gira de despedida por Europa. En Alemania, Angela Merkel ha subrayado, por el contrario, que no comparte la tendencia de Bush por las soluciones militares y defendió los esfuerzos diplomáticos. Y diciéndolo, habló por toda Europa, que no se puede imaginar ataques aéreos contra Irán."

Desastrosas consecuencias

EL PAÍS, Madrid: Es imposible compartir la opinión del juez conservador Antonin Scalia, del Tribunal Supremo de Estados Unidos, lamentando "las desastrosas consecuencias" que acarreará la decisión sobre los presos de Guantánamo adoptada ayer por la más alta instancia judicial estadounidense. Por el contrario, la resolución que confiere a los casi 300 presuntos terroristas islamistas confinados en esa base militar de EE UU en tierra de nadie el derecho a que un juez federal decida sobre la legalidad o no de su larga y prácticamente clandestina detención, debe ser saludada como un triunfo de la justicia y la razón. El fallo, no por presentido menos histórico, va a permitir que unos prisioneros en condiciones miserables, denunciadas reiteradamente por las organizaciones humanitarias menos sospechosas, puedan conocer por fin de qué se les acusa y si se sostienen los cargos contra ellos.

DW recomienda