1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Una cumbre más, pero con Obama

La cumbre del G-20 y el papel de Obama en la misma, además de la falta de comprensión europea hacia la política económica de EE.UU. son algunos de los temas de la prensa europea de hoy.

default

La cumbre del G-20 será una prueba para Obama.

“La Croix”, París: “Los jefes de Estado y de Gobierno del G-20 tienen una doble tarea por delante: pedagógica y transmisora de esperanza. Los grandes deben explicar sus decisiones y abrir perspectivas para el planeta entero sin olvidar a los ausentes, es decir, a los países pobres y a quienes pasan por dificultades. El primer ministro Británico Gordon Brown lo ha dicho una vez más: “Para muchas familias cuyo futuro es incierto, las cumbres económicas tienen lugar en la cocina”. También los 200 fugitivos que perdieron la vida en el naufragio frente a la costa de Libia, en su empeño por lograr un futuro mejor, serán traídos a la memoria en el G-20. Ni a los unos ni a los otros les alcanzará con vagas intenciones.”


La Repubblica, Roma: “En su semana europea, luego de la cumbre financiera del Grupo de los 20, el presidente estadounidense Barack Obama se reunirá con cada uno de los participantes más importantes de dicha cumbre, entre ellos también con el presidente español Rodríguez Zapatero. El Presidente Berlusconi no figura hasta ahora en la agenda de encuentros del mandatario. El hecho de ser el actual presidente del G-8 no parece facilitarle la posibilidad de un encuentro bilateral con el muy ocupado Obama. De hecho, el G-8 parece una institución anticuada (…). El mundo que hoy cuenta tiene otras dimensiones. En la reunión del G-20 en Londres, Hu Jintao se sentará frente a Obama y será el segundo protagonista más importante junto al el presidente de EE.UU.”


Salzburger Nachrichten, Salzburgo: “Las mentes críticas de EE.UU. ven a la cumbre del G-20 como una reunión sin demasiado sentido, de políticos que gastan un montón de dinero en hablar de temas que podrían haber discutido también en una conferencia telefónica por Skype, sin grandes medidas de seguridad y desde la oficina. El encuentro de jefes de Estado y de Gobierno, sin embargo, sí tiene sentido. Aunque más no fuera para mostrarle al mundo que Barack Obama ha pasado de ser una presunta súper estrella a ser un ser humano y un político normal. Normal, pero con un gran potencial.”


Independent, Londres: “Los viajes al exterior de un presidente estadounidense no han sido casi nunca decisivos en cuanto al éxito o el fracaso en su país de origen. Este viaje le traerá a Obama a lo sumo un poco más de brillo, o tal vez no. Aún cuando él no esté empeñado en dejar su marca en el mundo, el mundo se lo está pidiendo. Obama, el líder de la economía más poderosa del mundo no ha cumplido ni tres meses de mando y ahora tiene la oportunidad de su vida: asumir una posición de liderazgo. Su respuesta a esta posibilidad demostrará qué papel tendrá la política exterior en su gobierno.”


Corriere della Sera, Milán: “Quien repite que “no se puede salir de una crisis nacida de un gran endeudamiento a través de nuevas deudas”, como siempre lo hacen Angela Merkel y nuestro ministro de Economía Giulio Tremonti, no comprende cómo funciona el mercado financiero estadounidense, ni lo que intenta hacer el Gobierno de Washington. Esta falta de comprensión es lo que separa a los europeos de los estadounidenses en los albores de la cumbre del G-20. Y es más que las diferencias de opinión sobre la necesidad de una política que fomente la demanda. Es esa incomprensión la que dificultará la obtención de resultados concretos en esta cumbre económica.”

Autor: dpa/ afp/ cp
Editor: Enrique López