1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Una comisión parlamentaria alemana visitará a Snowden en Rusia

Hoy se cumple un año de su primera filtración. Los partidos de izquierda se oponen porque prefieren que el ex agente secreto declare en Alemania.

La comisión del Parlamento alemán que investiga el espionaje masivo de telecomunicaciones por parte de los servicios de Estados Unidos planea trasladarse a Moscú para interrogar al ex agente de inteligencia Edward Snowden, principal filtrador de la información que destapó el escándalo.

Miembros de la comisión anunciaron que hoy mismo será resuelto un viaje a Moscú antes del receso parlamentario de julio a fin de mantener una "charla informal" (ya que una audiencia oficial no sería posible) con el antiguo técnico de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos, que recibió asilo en Rusia por un año, que vence en agosto. "Suponemos que se extenderá", dijo Wolfgang Kaleck, abogado de Snowden en Alemania, en Inforadio; aunque añadió que no había garantías de que eso suceda. Kaleck también pidió a la comisión parlamentaria alemana, que solicite una audiencia en Alemania.

USA PRISM Internet Überwachung Quelle Edward Snowden

Esta fue la primera vez que apareció públicamente Snowden, hace ahora un año.

Los partidos de la oposición, el Partido La Izquierda y el Partido Verde, también prefieren la opción de que Snowden declare en Alemania, por lo que se oponen a la iniciativa promovida por los oficialistas democristianos y socialdemócratas al mando de Angela Merkel de personarse en Moscú para mantener la entrevista. Una Merkel que ha afirmado hoy que no ha hablado sobre este tema con el presidente estadounidense Barack Obama, ni sobre las escuchas de su teléfono móvil por parte de la NSA, durante su encuentro estos días en Bruselas en el el marco del G7.

Un año de Snowden

Hoy se cumple un año de la primera filtración a la prensa de Snowden, que provocaría al día siguiente la publicación por parte de The Guardian de la noticia del espionaje masivo a cargo de la NSA. En Berlín, por ejemplo, lo ha recordado una manifestación en su favor frente al Bundestag, el Parlamento federal, como se puede ver en la imagen.

"Hace un año, pocos en la NSA habían oído hablar de Edward Snowden, que acababa de informar a sus superiores de que se tomaría una baja. Hoy, sus revelaciones son posiblemente el acontecimiento más importante de los últimos doce meses", dijo este miércoles Peter Singer, experto en inteligencia del centro de estudios Brookings.

DW recomienda

Repercusión en Alemania

En países como Brasil, el caso Snowden ha creado una profunda brecha diplomática. En Europa, la mayor indignación provino de Alemania, y ni los esfuerzos personales de Obama ni la apertura de un diálogo bilateral sobre el asunto han evitado que Berlín tome medidas como la recién anunciada apertura de una investigación de su fiscalía federal sobre las escuchas telefónicas a Merkel y a los alemanes.

"En Alemania, como en Europa, una creciente mayoría opina que el ciudadano tiene que tener algo que decir sobre si el Gobierno está recolectando datos, pero también sobre si las compañías tecnológicas pueden recoger y compartir esos datos", señaló Wolfgang Ischinger, exembajador de Alemania en Washington, en el Wilson Center.

Guerra cibernética

Estados Unidos se ha esforzado también en presentarse constantemente como una víctima del espionaje digital y los ataques informáticos. El último, hoy mismo: la filtración de los datos personales de unos 16.000 trabajadores de las fuerzas armadas estadounidenses desplegadas en Corea del Sur (UFSK), según informaron hoy fuentes militares de Estados Unidos, país que cuenta actualmente con unos 28.500 militares desplegados en la península coreana.

La información filtrada pertenecía a trabajadores, antiguos empleados y candidatos a puestos tanto militares como civiles de la comitiva estadounidense, según la misma fuente, que añadió que el ataque no puso en peligro datos bancarios ni información militar clasificada. La Unidad de Crímenes Informáticos del Ejército de EEUU está investigando actualmente el incidente, según las antes citadas fuentes.

LGC (dpa / EFE / Reuters)