1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Una absurda situación

Los comentaristas analizan el reciente atentado con bomba en Estambul y los intentos de prohibir al partido en el gobierno en Turquía.

default

Abdurrahman Yalcinkaya (dcha.) el Fiscal que presentó la solicitud de prohibición del AKP.

Juegos de poder

TAGES-ANZEIGER, Zúrich: "Si el Tribunal Constitucional prohíbe al AKP, que está representado en el Parlamento con 340 de los 550 diputados en total, sólo habría una salida a esa absurda situación: nuevas elecciones. La prohibición del AKP debido a un supuesto accionar islamista no sólo sería groseramente antidemocrático, sino también políticamente contraproducente… porque la mayoría de los turcos rechaza una prohibición. La prohibición de partidos políticos le quita poder de decisión a los electores. Y no parece que la mayoría de los ciudadanos esté dispuesta a aceptar esos juegos de poder de la actual oposición. Tampoco las bombas de Estambul lograrán cambiar esa realidad.

Enfrentamiento en lugar de modernización

LE FIGARO, París: "Erecep Tayyip Erdogan, el jefe de Gobierno turco, ha buscado el enfrentamiento. En lugar de ello habría hecho mejor en impulsar la modernización del país, para acelerar las negociaciones de ingreso a la Unión Europea. La contraofensiva de los kemalistas, representados por la Justicia, ha radicalizado a quienes, dentro del partido de gobierno AKP, ven en peligro su legitimidad democrática. Si el partido es prohibido y sus líderes son castigados, los islamistas exigirán venganza. Es de esperar que se llegue a un compromiso, para evitar una crisis. Moderar al AKP sería mejor que radicalizar a sus seguidores."

Movimientos kurdos deben democratizarse

DER STANDARD, Viena: "El PKK pierde apoyo también entre los kurdos. Pero en Turquía no sólo se lleva adelante un procedimiento de prohibición contra el partido de gobierno AKP, sino también contra el partido kurdo DTP. Una prohibición del DTP sería para (la organización armada kurda) PKK una oportunidad de recuperar "legitimidad" entre los kurdos. Partidos políticos kurdos han sido prohibidos una y otra vez en Turquía. Ello impidió que los movimientos kurdos se democratizaran. Sin la integración y representación de los kurdos en organizaciones estatales, el PKK continuará vivo."

Efecto contrario

DER SPIEGEL, Hamburgo: "El atentado con bomba del sábado por la noche tuvo como objetivos continuar desestabilizando al país. Probablemente tenga como resultado todo lo contrario. Aún cuando la mayoría de los jueces son adversarios del AKP, no tienen interés alguno en dejar sumir al país en el caos. "Dadle al AJP una señal de advertencia y a Erdogan una segunda oportunidad", exigió el columnista Mehmed Ali Birand. Es muy probable que el atentado con bomba tengo justamente ello como efecto."

DW recomienda