1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Un nuevo mercurio

Esta es una novedad no sólo para estudiantes y profesores de química. Los libros tendrán que ser actualizados. El mercurio no sólo va cambiar en apariencia en la tabla periódica de los elementos.

default

Grado de oxidación cuadrivalente en forma de un mercurio tetrafluoruro ( HgF4).

Los novedosos cambios se le deben a un químico de la ciudad alemana de Würzburgo y a otro de Charlottesville, en los Estados Unidos.

Dichos investigadores probaron que el mercurio tiene otro grado de oxidación, como lo reporta la Revista para Química Aplicada en su última edición. El profesor Martin Kaupp del Instituto de Química Anorgánica de la Universidad de Würzburgo había ya anunciado en 1993 que estaba convencido de que “el mercurio debía tener un grado de oxidación adicional”.

Por lo general, el mercurio es bivalente, esto quiere decir que se asocia sólo con dos átomos. Kaupp afirma empero, que hay un grado de oxidación cuadrivalente en forma de un mercurio tetrafluoruro cuya sigla correspondiente es HgF4. Un elemento al que se tendría acceso de forma experimental.

Un mercurio como el descrito tiene, según Kaupp, cuatro átomos de fluoruro que se encuentran apostados u ordenados en cuadro en torno al átomo de mercurio.

Cálculos de química cuántica y procesos de síntesis

Para probar lo anterior, el citado profesor alemán del Instituto de Química Anorgánica de la Universidad propone “llevar a cabo cálculos de química cuántica y establecer procesos de síntesis”. El investigador Sebastian Riedel, del mismo centro universitario, había atraído hasta ahora la atención de los químicos de todo el mundo llevando a cabo cálculos similares a los propuestos, pero no exactamente los recomendados por Kaupp.

Pero a pesar de los grandes esfuerzos experimentales de los químicos, hasta hace muy poco tiempo no había sido posible realizar los cálculos que llevaran al éxito y la prueba final de que el mercurio, tiene, en efecto un grado adicional de oxidación.

También el científico estadounidense Lester Andrews, de la Universidad de Virginia había entrado en abierta disputa con los investigadores y teoréticos de la Universidad de Würzburgo. Justamente Andrews, en cooperación con el científico Xuefang Wang y con el respaldo de los científicos alemanes, han demostrado, sin margen de dudas, que el elemento HgF4, sí existe. Identificación que también fue posible por la medición de los espectros de vibraciones.

A 260 grados Celsius bajo cero

El experimento es de alto grado de dificultad. Dicho experimento tiene que desarrollarse en un medio con temperaturas extremadamente bajas de entre 4 y 10 Kelvin. Lo que significa trabajar en temperaturas de 260 grados Celsius bajo cero.

Expuestos a tales temperaturas heladas los gases nobles se convierten en materiales duros. Los químicos utilizaron neón, un material letárgico que no presenta fácilmente una reacción química y lo proveyeron con átomos de mercurio y moléculas de fluoruro.

Acto seguido, los científicos calentaron los materiales unos pocos grados y lo iluminaron. Con ello lograron la desintegración de los átomos de fluoruro que, a su vez, se alió con el mercurio. De dicho proceso se obtuvo, en un 90%, la conocida combinación de un mercurio y dos átomos de fluoruro o HgF2, pero lo verdaderamente especial es que del procesamiento también se logró un 10% del aún no conocido mercurio HgF4.

¡Eureka! Kaupp tenía y tiene razón, en eso está ahora el mundo químico de acuerdo. El HgF4 será ahora declarado un metal de transición y estudiantes y profesores tendrán que agregar un detalle más a la tabla de los elementos.

DW recomienda