1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Un mundo de conflictos reunido en Naciones Unidas

La crisis financiera mundial, el post conflicto en Georgia, la disputa por el programa nuclear de Irán, la guerra a fuego lento entre Israel y Palestina, el hambre y la miseria dominan la Asamblea General de la ONU.

En Nueva York se habla por estos días de todo, menos de lo que se vino a hablar. Por lo menos, esa es la impresión que dejó el primer día de sesiones de la Asamblea General de Naciones en su sede principal. Aunque los temas prioritarios era la evaluación de los programas contra la pobreza para cumplir con las metas del Milenio, el desarme y la prevención de guerras, se debatió más sobre la actual crisis financiera.

El inicio de la asamblea, que se extiende por seis días, estuvo, en efecto, dominado por la crisis financiera. Nicolás Sarkozy, actual presidente del Consejo de la Unión Europea propuso una cumbre de los ocho países más industrializados para diseñar una “reforma del sistema capitalista”.

Si no funciona la economía, no dinero para combatir la pobreza

Pero la discusión sobre las finanzas está, en realidad, muy relacionada con el desarrollo, porque cuando los bancos quiebran y los créditos son cada vez más caros, las consecuencias afectan seriamente los programas de desarrollo de Naciones Unidas. Al fin y al cabo, el dinero se necesita para combatir la pobreza, el hambre, la insalubridad y el subdesarrollo.

Ya suficientes dificultades tiene la ONU con las demoras en el giro de las partidas prometidas por los países miembros. No en vano, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, advirtió que “la crisis financiera global pone en riesgo todo nuestro trabajo: la financiación del desarrollo, la asistencia social en países pobres y ricos, las metas del Milenio.” Para Ban Ki Moon la crisis representa un punto crucial: “Si alguna vez se necesitó trabajar unidos, hacer un llamado a los líderes mundiales, ese momento es ahora.”

La “razón social” de los bancos

Sarkozy, por su parte, en un intento de reinventar el centenario sistema bancario, instó al mundo a “crear un capitalismo en donde los bancos financien el desarrollo a cambio de estar especulando”. ¿Ingenuidad?, ¿Desconocimiento? Los bancos no han hecho nunca otra cosa que prestar el dinero de los mismos clientes, cobrar intereses y especular con las ganancias obtenidas con la misma plata de sus clientes. Es por ello, improbable que los bancos vayan a cambiar ahora su “razón social”.

En todo caso, sí parece haber ahora consenso en que los sistemas bancarios deben ser más y mejor controlados y sobre todo, en que los culpables de las bancarrotas provocadas por préstamos que nunca podrán ser reembolsados respondan por los daños ocasionados a las economías de países enteros.

Pero una aparición en el pleno de Naciones Unidas llegó a causar casi compasión: la de Bush, el presidente de Estados Unidos. Bush solicitó, casi rogó para reunir los 700 mil millones de dólares que necesita para lanzar el plan de rescate bancario prometido. Un llamado que en Europa fue desoído.

Por lo demás, Bush recordó que en la Carta de Naciones Unidas tanto las naciones grandes como las pequeñas tienen los mismos derechos, lo que deja en claro que “la incursión rusa en Georgia fue una violación de ese principio universal”.

A Alemania le sigue preocupando África

Alemania está representada en la asamblea por el ministro de relaciones Exteriores Walter Steinmeier y la ministra para la Cooperación y el Desarrollo Heidemarie Wieczorek-Zeul, a quien más que los llamados de Bush, le preocupa que las metas del Milenio no se están cumpliendo, como lo dijo a DW-WORLD: “Anualmente mueren 600.000 mujeres por problemas con un embarazo o un parto. Es más, cada año fallecen 10 millones de niños que no alcanzan a cumplir ni los cinco años de edad”.

África sigue siendo una de las mayores preocupaciones, también para Alemania. A pesar de los altos índices de crecimiento en los últimos años, no progresa en la reducción de la pobreza porque sus mercados son muy pequeños. Por eso “África necesita urgentemente inversiones directas, ya sean desde el extranjero o de los propios mercados internos”, para poder fortalecer los esfuerzos hechos por los mismos africanos, concluye la ministra alemana, Wieczorek-Zeul.

¿Irán versus el resto del mundo?

Por último, en una exposición que inició con un largo discurso sobre Dios, la justicia y la moralidad, Ahmadinejad dijo a la Asamblea General de 192 naciones que un pequeño número de "sionistas embusteros" manipulan a estadounidenses, europeos y que controlan los sistemas financieros y monetarios del mundo.

"Esta es la primera vez en la historia de la ONU en la que un jefe de Estado aparece abierta y públicamente con las terribles y oscuras acusaciones de los “Protocolos de los Ancianos Sión”, replicó el presidente israelí, Shimon Peres. A propósito de las ambiciones atómicas de Teherán, Bush pidió sanciones severas ante la negativa de Irán de cooperar.

Esta fue la última aparición de George Bush junior como presidente de Estados Unidos en Naciones Unidas. El mismo que alguna vez comparó a la ONU con un “gabinete de figuras de cerca” y que amenazó con frenar los aportes financieros, esta vez entonó palabras de admiración como que “Naciones Unidas es una institución que necesitamos hoy más que nunca, mientras haya terroristas.”

DW recomienda