1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Un minuto después de la última pitada

Dos mil personas mueren al año abrasadas en su propia cama: se quedan dormidas, el pitillo sigue quemando. Con cigarrillos que se apagan solos, la UE quiere evitarlo ¿Una verdadera medida de protección al consumidor?

default

Después de la última pitada, le queda un minuto

La Unión Europea pretende que pronto en el ámbito de los 27 países que la conforman sólo se vendan cigarrillos que se apaguen solos, un minuto después de que el fumador haya dado su última pitada.

Un informe publicado en el diario Die Welt asevera que se ha detectado que cada vez más personas mueren incendiadas en su propia cama por causa del último cigarrillo que se fumaron antes de quedarse dormidos para siempre. Hasta unas 2000 muertes por año podrían ser evitadas con este tipo de cigarrillo, asevera Comisaría Europea para la Protección al Consumidor. Las colillas que siguen ardiendo sin control son además la causa de unos 11.000 incendios forestales. También esto se evitaría con la introducción del nuevo tipo de pitillo.

BdT Türkei Rauchverbot Rauchen verboten

La muerte por el cigarillo tiene varios ámbitos

Proceso de estandarización

Por ello, para finales de agosto está planteado que el Comité Europeo de Estandarización comience el trámite que llevará, al cabo de tres años, a hacer el fumar más seguro. “El consumidor no pagará por ello”, asevera la titular de Protección al Consumidor, la búlgara Meglena Kuneva.

Los costos para la inclusión en cada pitillo de dos anillos de algina –un carbohidrato polisacárido que se deriva de un alga marina– son mínimos y la industria tabacalera, al parecer, está dispuesta a poner el hombro para aumentar, supuestamente, la protección al fumador. Éste no sentirá cambio alguno en el sabor; lo único que cambia es la conciencia de que si no inhala, el cigarrillo se le apagará en cuestión de un minuto.

Consumidores opinan

“¿Químicos adicionales en nuestros cigarrillos?”, comenta una sufrida fumadora que se pregunta, “¿para quién serán las ganancias de esto?”. Quién sabe, no en vano en Estados Unidos esto no es nada nuevo; es más, hasta el año 2010, más de veinte estados norteamericanos lo habrán introducido. Como fuere, la idea que surgió en primavera del año 2007 ha encontrado ya el beneplácito de los 27 países y de la industria tabacalera. Y correrá el año 2011 cuando entre en vigor en el Viejo Continente.

“Cigarrillos que se apagan solos: tendré que fumar más rápido”, dice una empedernidafumadora .¿Más rápido, entonces más? “Muy bien”, dice otro ciudadano, “una medida más de la UE para proteger a la industria tabacalera”.

DW recomienda