Un hombre mata a tiros a un fiscal en pleno juicio en Alemania | Alemania | DW | 11.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Un hombre mata a tiros a un fiscal en pleno juicio en Alemania

Un hombre mató a tiros este miércoles a un fiscal, en medio de un juicio rutinario por aportes impagos a la seguridad social, que se celebraba en el juzgado de la ciudad de Dachau, en el sur de Alemania.

La escena del crimen: el tribunal de Dachau.

La escena del crimen: el tribunal de Dachau.

Según informó en la tarde de este miércoles en Múnich un portavoz del Ministerio de Justicia de Baviera, el acusado, de 54 años, sacó de repente un arma y abrió fuego arbitrariamente en la sala. Primero intentó alcanzar al juez del caso y después pegó tres tiros al abogado de la parte contraria, de 31 años de edad, antes de ser detenido.

De acuerdo con informaciones de la radio de Baviera, Bayerische Rundfunk (BR), un médico trató de salvarle la vida al funcionario de la fiscalía, pero el letrado murió poco después de ser trasladado a un hospital cercano.

El autor de los disparos, un empresario transportista, enfrentaba un juicio por no haber pagado las primas de seguridad social de sus empleados. Las autoridades no determinaron aún cómo pudo meter el arma en la sala. No obstante, se indicó que el individuo no había sido sometido a un control especial de seguridad al ingresar al juzgado, ya que tales medidas no se toman en proceso rutinarios como éste.

“Crimen brutal”

Beate Merk, ministra de Justicia de Baviera.

Beate Merk, ministra de Justicia de Baviera.

Mientras la ministra de Justicia de Baviera, Beate Merk, se mostró consternada por los hechos, que calificó de “crimen brutal”, la Asociación Bávara de Jueces demandó mayores medidas de resguardo en las salas de los tribunales. El presidente de la organización de magistrados llamó a reflexionar acerca de si los estándares de seguridad son suficientes, pero indicó que, pese a la necesaria protección, los tribunales “no deben convertirse en fortalezas”.

El caso actual recuerda otros que también impactaron a la opinión pública alemana. Uno de los más dramáticos se produjo en Dresde en julio de 2009, cuando un alemán de origen ruso mató a una egipcia que había sido citada como testigo al tribunal. El asesino paga ese crimen xenófobo con cadena perpetua.

Ese mismo año, en abril, un hombre acabó con la vida de su cuñada antes de herir a otras dos personas y suicidarse en el tribunal de Landshut, en Baviera. (dpa/dapd)

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda