1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Un cargo difícil en la crisis de refugiados

El Gobierno alemán nombró nueva comisionada para los derechos humanos a la socialdemócrata Bärbel Kofler. A diferencia de su antecesor, la política bávara apoya el endurecimiento de la ley de asilo.

Bärbel Kofler, comisionada alemana para los derechos humanos.

Bärbel Kofler, comisionada alemana para los derechos humanos.

Tras la sorpresiva dimisión del político socialdemócrata Christoph Strässer como comisionado para los derechos humanos, el Gobierno germano rápidamente presentó una sucesora: la diputada bávara Bärbel Kofler, de 48 años. Desde 2013 fue portavoz de política de ayuda al desarrollo de su fracción parlamentaria.

La comisionada dijo a la agencia dpa que abogará por que Alemania no pierda su cara humanitaria ante la miseria global de los refugiados: “La responsabilidad humanitaria es primordial”. No obstante, a diferencia de su antecesor, Kofler no rechaza el endurecimiento de la ley de asilo, que este jueves (25.02.2016) será sometido a votación en el Parlamento alemán.

Antecesor critica política de asilo alemana

El llamado paquete de asilo II prevé entre otras cosas trámites más rápidos para refugiados con pocas perspectivas de obtener un permiso de permanencia, así como suspender temporalmente la reagrupación familiar de determinados solicitantes de asilo.

Sin embargo, el Partido Socialdemócrata de Alemania impuso que en el caso de los refugiados jóvenes se analice detenidamente si los menores podrán reunirse con sus padres o hermanos. Al respecto, Kofler aboga por “procesos muy generosos”.

El lunes pasado, tras dos años en el cargo, su antecesor Christoph Strässer anunció su dimisión por “exceso de trabajo”. No obstante, más tarde responsabilizó a la actual política de asilo del Gobierno alemán de su renuncia. Según una carta dirigida a los miembros socialdemócratas de su distrito electoral, no podía conciliar las decisiones políticas que debía tomar con su propia posición y su credibilidad.

Strässer criticó entre otras cosas la creación de las llamadas zonas de protección en Afganistán a fin de frenar el flujo de refugiados de ese país. El socialdemócrata señaló que era “absurdo” pensar que existan alternativas para los refugiados al interior de Afganistán.

La segunda mujer en el cargo

En noviembre de 1998 la coalición de Gobierno compuesta por socialdemócratas y verdes creó el cargo. El comisionado para los derechos humanos forma parte del Ministerio de Relaciones Exteriores, y una de sus tareas consiste en hacer propuestas en materia de derechos humanos y ayuda humanitaria al ministro del Exterior. No obstante, no le competen las posibles violaciones de los derechos humanos en Alemania, puesto que estas son asunto exclusivo de los tribunales.

Bärbel Kofler es la segunda mujer en ocupar el cargo. La diputada tiene un doctorado en filología y entre otras cosas estudió ruso y español. Trabajó como maestra de idiomas y lectora en el Servicio de Intercambio Académico Alemán (DAAD, por sus siglas en alemán). Políticamente pertenece al ala de izquierda del Partido Socialdemócrata de Alemania.

DW recomienda