Un blanco fácil | La prensa opina | DW | 29.06.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Un blanco fácil

La prensa europea comenta hoy la detención de personal de la embajada de Gran Bretaña en Irán.

default

Manifestación de seguidores de Musavi, el 28.06.2009 en Teherán.

Vacilaciones en Irán

“La Repubblica”, Roma: “En todo caso, el blanco no son los Estados Unidos. No se ahorran críticas contra EE. UU., también se lo ataca frontalmente, pero el mejor objetivo es Inglaterra. Pero mientras que en esta época de crisis recurren a estereotipos por razones de política interna, el líder ayatolá Ali Kamenei y el presidente Mahmud Ahmadineyad vacilan en cerrarle a Obama la puerta ante las narices. Con él deberán discutir más tarde la cuestión atómica, que queda en el orden del día, esté quien esté oficialmente en el poder en Irán. Atacar a Inglaterra cuesta poco. La vieja potencial colonial es por lo tanto un blanco provisorio ideal.”

Respuesta clara, adecuada y eficaz

The Times“, Londres: “La respuesta de Gran Bretaña debe ser clara, adecuada y eficaz. La primera preocupación deben ser los ciudadanos británicos. En la embajada debe permanecer sólo el personal imprescindible. A hombres de negocios, iraníes con pasaporte británico y visitantes hay que recomendarles abandonar el país. Luego Gran Bretaña debería advertir a Teherán que si continúa deteniendo personal de la embajada o acosándolo de alguna otra forma, la respuesta serán limitaciones para las representaciones iraníes, no sólo en Gran Bretaña, sino en toda Europa, en tanto los otros socios de la UE estén de acuerdo.”

Una cosa es una cosa…

Süddeutsche Zeitung, Múnich: “Aun cuando Obama formule sus críticas a Teherán en forma cada vez más fuerte, el presidente norteamericano no quiere cerrar puertas en Oriente Próximo, menos en un momento en el que EE. UU. reabre su embajada en Siria, es decir, en un país aliado de Irán. En ese contexto deben entenderse también las declaraciones de Khaled Manshaal, jefe de Hamás, que saludó las palabras de Obama, pero si mencionar siquiera a Irán. Simpatizar con la oposición en Irán es una cosa. Tomar partido por ella en la disputa en relación con los resultados de las elecciones, otra. Ello podría ser contraproducente y en definitiva fortalecer al régimen. Los iraníes son sensibles. A muchos de ellos, aún cuando esté contra el sistema, no les gusta tener que escuchar consejos de afuera. Mir Hussein Musavi, que desafía a Ahmadineyad, rechazaría con vehemencia ser el hombre de los EE. UU. o de la Unión Europea.


PK/dpa/SZ

Editor: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda