1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

Un alemán en Hollywood: Wolfgang Petersen

Era un director televisivo innovador. Entonces dirigió “Das Boot” e hizo carrera en Hollywood. Ahora, a los 75 años, Petersen ha vuelto a Alemania para presentar su nueva película.

Es nuestro hombre en Hollywood. O, al menos, lo fue durante muchos años. Wolfgang Petersen cumple 75 años. Ningún otro director alemán, excepto Roland Emmerich, ha trabajado durante tanto tiempo y con tanto éxito en Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial. Siempre y cuando entendamos triunfar en Hollywood desde un punto de vista comercial.

Sus colegas de profesión Wim Wenders, Werner Herzog y Volker Schlöndorf, tan admirados por la crítica, vivieron experiencias dispares en Estados Unidos. Mientras que unos regresaron a Alemania de los nervios, otros no llegaron a trabajar en los estudios de Hollywood. Pero en lo que sí coincidieron al final fue en la impresión de que su patria artística es Alemania. Petersen, por el contrario, sí que se ha encontrado a gusto en ese acuario de tiburones llamado Hollywood. Y eso es algo increíble.

Personajes con profundidad psicológica

A diferencia de Roland Emmerich, con el que durante muchos años representó a Alemania en la silla de directores de Hollywood, las películas de Petersen no brillaron siempre sólo por sus recursos. Emmerich, por el contrario, deja su sello en todas sus producciones: sus especialistas en efectos especiales suelen ser, a menudo, los verdaderos héroes de su equipo.

Petersen, sin embargo, nunca rehuyó el aspecto psicológica a la hora de conformar sus personajes. En sus películas mezcla oficio y arte, no siempre, pero con la suficiente frecuencia como para que los alemanes del norte del país perciban en Hollywood las raíces del director exiliado.

Todo empezó en la televisión. En la ciudad de Emden, que vio nacer a Petersen en el año 1941, aprendió el oficio. El director fue uno de los primeros graduados de la Academia Alemana de Cine y Televisión de Berlín. Además, aprendió mucho en el teatro y se formó como actor. Para la televisión rodó sólidas piezas de entretenimiento, sobre todo los en aquel entonces nuevos “Tatort” –traducido como escena del crimen, es el nombre que reciben los largometrajes televisivos de carácter policiaco-, aunque también dirigió películas comprometidas, sobre temas de relevancia social. En el recuerdo aquella con la que contribuyó a la protección del medio ambiente, “Smog” (1972/73), o la que dedicó a la temática homosexual, “Die Konsequenz” (1977).

USA Film In the Line of Fire

Escena de la película "En la línea de fuego", con Clint Eastwood en el papel protagonista.

Un hombre para Hollywood

En algún momento, el productor Günter Rohrbach se dio cuenta de que en aquel simpático director dormitaba algo más que un sólido director de profesión. Rohrbach le preguntó a Petersen si deseaba rodar la voluminosa novela bélica “Das Boot” de Lothar-Günther Buchheim. Petersen aceptó el encargo y, el resto, pasó a los anales de la historia cinematográfica: “Das Boot” fue un gran éxito en las salas de cine, en la televisión y en el extranjero. La coronación llegaría al año siguiente, cuando la película alemana fue nominada a nada menos que seis Óscars.

Entonces quedó claro que Petersen estaba capacitado dar el salto a Hollywood. Antes rodó la hasta entonces película más cara de la historia del cine alemán, la saga fantástica “La historia interminable”. Un año después, y ya para un estudio estadounidense, rodó “Enemy mine” en Baviera. A pesar de que no fue un gran éxito comercial, le sirvió para irse a Hollywood.

Tras varias decepciones llegaría el paso definitivo. En 1993 dirigió “En la línea de fuego”, una película sobre un agente del servicio con Clint Eastwood como protagonista. Tras ese éxito, Petersen ha rodado con grandes como Dustin Hoffman, Harrison Ford, Glenn Close, George Clooney, Morgan Freeman o Brad Pitt, y ha dejado su sello en películas tan conocidas como “Troya” o “Air Force One”. Ahora prepara “Vier gegen die Bank”, con Til Schweiger como protagonista.



DW recomienda