Un 80 por ciento de los refugiados vive en países en desarrollo | El Mundo | DW | 20.06.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Un 80 por ciento de los refugiados vive en países en desarrollo

En el Día Mundial del refugiado, un estudio de la ONU revela el desequilibrio global en cuanto al acogimiento de refugiados en países industrializados y en desarrollo.

Desplazados forzosos encuentran cada vez más asilo en países en desarrollo.

Desplazados forzosos encuentran cada vez más asilo en países en desarrollo.


Cuatro de cinco refugiados en el mundo viven en países en desarrollo, revela el informe anual de la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR), “Tendencias globales”, publicado hoy, lunes 20 de junio. El estudio llama la atención sobre el gran desequilibrio existente en el apoyo internacional brindado por los diferentes países a víctimas de desplazamientos forzados.

En gran número de los países industrializados, las reticencias en cuanto a acoger a refugiados van significativamente en aumento. Sin embargo, de acuerdo con el reporte de la ACNUR, varios países en desarrollo han permitido el ingreso de una gran cantidad de personas, lo cual se refleja en las cifras absolutas, pero también en relación a su rendimiento económico. Las mayores poblaciones de desplazados vivían en 2010 en Pakistán (1,9 millones), Irán (1,1 millones) y Siria (1 millón).

Tres de cada cuatro refugiados reside en países vecinos al de origen y un 42 por ciento del total vive en países donde el Producto Interno Bruto per cápita es inferior a 3.000 dólares, indica el informe de ACNUR.

Hay 43, 7 millones de personas huyendo

Hoy se cumplen 60 años de la fundación de ACNUR, que, en sus comienzos, trabajaba para ayudar a los 2,1 millones de europeos desarraigados como consecuencia de la II Guerra Mundial. Actualmente, la ACNUR cumple labores en más de 20 países, no sólo con refugiados que han cruzado una frontera internacional, sino con personas que han sido desplazadas de su lugar de origen dentro de su propio país.

Refugiados tunecinos legan a Roma.

Refugiados tunecinos legan a Roma.

En 2010, el total global de refugiados fue de aproximadamente 43,7 millones de personas, cifra equiparable a la población de Colombia o de Corea del Sur.

Esa cifra total se compone de 15,4 millones de refugiados internacionales (10,55 millones bajo protección de la ACNUR, 4,82 millones protegidos por la Agencia de la ONU para refugiados de Palestina –UNRWA-), además de 27,5 millones de desplazados internos que se han convertido en expatriados dentro de su país de origen y casi 850.000 personas en busca de asilo, de las cuales un 20 por ciento vive sólo en Sudáfrica. En todo el mundo se registraron 15.500 solicitudes de asilo de menores no acompañados provenientes de Somalia o Afganistán.

El informe no cubre los movimientos migratorios producidos en 2011, como los de Libia, Costa de Marfil y Siria. “Actualmente hay gran preocupación por los errores de apreciación en cuanto a los desplazamientos de refugiados y acerca de los leyes internacionales para su protección”, dice António Guterres, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. “El miedo a los supuestos movimientos en masa de refugiados hacia los países industrializados es una inmensa exageración, acompañada de deducciones erróneas que atañen a la inmigración. Mientras tanto, son los países más pobres los que cargan con todo el peso”, asevera Guterres.

Una guerra prolongada es un exilio más largo

En todo esto, el papel clave lo juegan los grandes conflictos internacionales. El informe de ACNUR demuestra que cada vez más refugiados permanecen siéndolo por un plazo de tiempo mayor.

La ACNUR define una situación permanente de refugio cuando una gran cantidad de personas se ve obligada a vivir en el exilio durante cinco o más años. En el año 2010 había 7,2 millones de personas en dicha situación, tantos como nunca hubo desde el año 2001. Y sólo 197.600 personas pudieron volver a su país en 2010, la cifra más baja desde 1990.

Algunos refugiados se encuentran desde hace más de 30 años en el exilio. Los afganos que huyeron antes de la invasión soviética en 1979 representan – tanto en 2001 como en 2010- un tercio de los refugiados en todo el globo. Irak, Somalia, la República Democrática del Congo y el Sudán se encuentran, desde hace diez años, entre los diez principales países de origen de refugiados.

“El mundo abandona a estos seres humanos y los obliga a pagar por la inestabilidad en sus países de origen”, dijo Guterres. “La vida de los afectados se desarrolla por tiempo indeterminado en una espera interminable. Y los países pobres ya no pueden acarrear las cargas que eso ocasiona. Los países industrializados deben ocuparse de ese desequilibrio. Necesitamos nuevos contingentes de admisión para el asentamiento de refugiados provenientes los países donde se produce la primera acogida. Y necesitamos esfuerzos sostenibles para lograr la paz en zonas de conflictos duraderos, para que los refugiados puedan regresar a su hogar”, concluyó el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Un socorrista ayuda a un bebé libio en Lampedusa.

Un socorrista ayuda a un bebé libio en Lampedusa.

Nunca hubo tantos desplazados internos como en la última década

A pesar del número reducido de personas que regresan a su lugar de origen, se produjo cierto movimiento entre aquellos que fueron expulsados dentro de sus propios países. En 2010, volvieron unos 2,9 millones de refugiados internos desde otras regiones de sus países a su región natal, por ejemplo, en Pakistán, en la República Democrática del Congo, Uganda y la República de Kirgistán. Sin embargo, todavía hay 27,5 millones de desplazados internos, la cifra más alta desde hace diez años.

La ACNUR también cuenta con un mandato para los apátridas, un grupo muy difícil de cuantificar. El número de países que registran a personas sin nacionalidad se ha incrementado continuamente desde 2004. Algunos desacuerdos en cuanto a la definición y la metodología impiden que se puedan recabar datos fehacientes. También por eso, el número de apátridas en todo el mundo -3,5 millones de personas- fue en 2010 la mitad de la cantidad registrada en 2009. Según estimaciones no oficiales, la cifra de seres humanos sin pertenencia a ningún país se calcula en aproximadamente unos 12 millones.

Este 20 de junio, la ACNUR toma la ocasión del Día del Refugiado para atraer la atención hacia la situación de refugiados, solicitantes de asilo, desplazados internos, apátridas y personas que regresan a su país en todo el mundo.

ACNUR-Alemania/ CP

Editor: Enrique López

DW recomienda