1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

UE y Ucrania firman histórico acuerdo

Ucrania y la UE ratificaron un acuerdo de asociación, poco después de que Kiev aprobara una ley que otorga un estatus especial a las zonas en conflicto y una amnistía para los rebeldes pro-rusos.

Los Parlamentos de Ucrania y de la Unión Europea ratificaron prácticamente en forma simultánea un acuerdo de asociación considerado histórico. El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, calificó el hecho de “primer paso” de su país rumbo a la adhesión a la UE.

Para que el acuerdo entre en vigor se requiere todavía la aprobación de todos los países de la UE. El acuerdo contempla, entre otros puntos, un pacto de libre comercio, que tendrá vigencia a partir de 2016. Ese retraso se resolvió en atención a los reparos de Rusia, para no agudizar el conflicto en el este de Ucrania.

Estatus especial para zonas rebeldes

Momentos antes de la ratificación de acuerdo con la UE, el Parlamento de Ucrania había aprobado una ley que confiere un estatus especial a la conflictiva región oriental del país, así como una amnistía para los rebeldes separatistas.

La nueva ley ucraniana contempla tres años de autogobierno para las zonas bajo control de los rebeldes prorrusos en las regiones de Donetsk y Lugansk. Además se dictó una amnistía para los milicianos que no hayan cometido crímenes graves y depongan las armas en el plazo de un mes.

La ley sobre el estatus especial de las regiones de Donetsk y Lugansk tiene una vigencia de tres años y garantiza el derecho a una lengua propia a la población rusófona en esas regiones. Además, prevé el reforzamiento del autogobierno en algunas zonas y una estrecha cooperación entre el este de Ucrania y las regiones fronterizas rusas.

Elecciones autónomas

Asimismo, la ley concede a las regiones del este el derecho de organizar sus propias elecciones y autoriza la creación de una milicia popular propia en las regiones controladas hasta el momento por los separatistas prorrusos.

Como contrapartida, se exige a los insurgentes de Donetsk y Lugansk que renuncien a su demanda de independencia. Aunque expresaron su escepticismo sobre las propuestas de Porochenko, los separatistas anunciaron que analizarán la ley aprobada por el Parlamento ucraniano.

Ambas leyes apuntan a poner en práctica el plan de paz que acordaron las autoridades ucranianas y los separatistas a comienzos de septiembre.

ER (dpa, afp)