1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

UE se muestra flexible con el déficit de Francia

La Unión Europea (UE) concedió dos años adicionales a Francia para que sitúe su déficit por debajo del 3 % del PIB.

Los ministros de Economía y Finanzas de la UE se mostraron flexibles con Francia al prorrogar por tercera vez la fecha límite para que corrija su déficit después de 2009 y 2013. Tras la decisión de este martes (10.03.2015), basada en "el considerable deterioro en la posición presupuestaria" resultante de una mayor debilidad económica, Francia tendrá que rebajar este año el déficit al 4 % del PIB, el siguiente al 3,4 % y en 2017 al 2,8 %. Ello requerirá un esfuerzo estructural de un 0,5 % este año, un 0,2 % más de lo previsto inicialmente, de un 0,8 % en 2016 y de un 0,9 % en 2017.

DW recomienda

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para el Euro y el Diálogo Social, Vladis Dombrovskis, indicó en una conferencia de prensa al término del consejo de ministros de Economía que Francia debe ahora "acelerar sus esfuerzos, tanto en el lado fiscal como en el de las reformas". Mientras, algunos Estados miembros han subrayado la necesidad de que se salvaguarde la credibilidad de las reglas de disciplina fiscal, en tanto que otros más pequeños han alertado del riesgo de que haya un trato desigual en comparación con los países más grandes.

El Banco Central Europeo (BCE) ha dicho que la flexibilización de la regla de deuda puede generar riesgos. Pero Dombrovskis recalcó que la CE está "al tanto de las críticas" y que, en el caso de Francia, se ha establecido un calendario "muy ajustado" y se revaluará en los próximos meses si ha tomado acciones eficaces para remediar la situación, a fin de asegurar que "cumpla realmente los esfuerzos y se respeten las reglas".

"Demasiada importancia a los instrumentos"

El vicepresidente europeo indicó que la CE garantizará un trato igualitario entre Estados miembros pequeños y grandes, y que trabajará para que no haya percepciones en sentido contrario. "Es también algo muy importante para la credibilidad de las reglas y la CE misma", que sirve de garante del cumplimiento de las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), dijo.

Aparte de dar dos años adicionales a Francia, la CE decidió recientemente no abrir un procedimiento por déficit excesivo para Bélgica, Italia y Finlandia, aún cuando sus esfuerzos no están en línea con el valor de referencia de la deuda. "Cuando analizamos la regla de la deuda, la CE tiene que evaluar todos los factores relevantes. Y eso fue lo que nos llevó a esta conclusión", indicó Dombrovskis.

El ministro alemán Wolfgang Schäuble indicó que dar margen requiere depositar confianza en los demás socios, ya que el hecho de conceder esa flexibilidad "no significa que haya acabado todo, sino que hay que aplicar" seriamente los refuerzos. "La CE tiene que tener en el punto de mira que la credibilidad queda mermada en su conjunto si aplica una interpretación demasiado flexible del PEC", dijo.

El ministro español, Luis de Guindos, sostuvo en rueda de prensa que "son importantes las reglas, hay que mantenerlas y tienen flexibilidad interna, pero a veces le damos demasiada importancia a los instrumentos y nos olvidamos de la finalidad básica, que es crecer y generar empleo".

Desequilibrios macroeconómicos

En la reunión, los ministros también acordaron la posición negociadora sobre el futuro Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas del "plan Juncker", y trataron los informes sobre los 16 países con desequilibrios macroeconómicos, entre ellos España, cuyos problemas no son excesivos pero requieren una supervisión específica y medidas decisivas. La CE considera que, pese a algunas mejoras en el proceso de reequilibrio de la balanza por cuenta corriente, los riesgos relacionados con los altos niveles de deuda pública y privada y la posición neta de inversión internacional negativa de España "siguen mereciendo mucha atención en el contexto de desempleo muy elevado".

Dombrovskis dijo sobre los desequilibrios que el análisis de la CE demuestra que muchos países están corrigiendo los problemas y por ende mejorando su potencial de crecimiento y de creación de empleo, pero que otros van más retrasados. "Para revertir esta tendencia, se requieren políticas fiscales responsables y una aceleración de las reformas estructurales", sentenció.

RML (efe, dpa)