1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

UE-Rusia: el gas y el petróleo descongelan las relaciones

Pocos días antes de la Cumbre UE-Rusia, los ministros de Exteriores han acordado descongelar las negociaciones del Pacto de Asociación. Asegurar el aprovisionamiento energético pesa más que ciertas reticencias.

default

El jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, y Franz Josef Jung, ministro alemán de Defensa

Pocos días antes de la Cumbre entre la Unión Europea y Rusia -que tendrá lugar el viernes 14 de noviembre en Niza-, los ministros del Exterior de la UE acordaron en Bruselas reanudar las negociaciones para sellar un nuevo acuerdo de asociación con Rusia. Bernard Kouchner, titular francés de Exteriores y actual presidente del consejo de ministros, confirmó la noticia: “todos, a excepción de un país, están de acuerdo".

Retirada inconclusa

Dado que la unanimidad no es necesaria para este tipo de decisiones, los intereses de algunos de los Estados europeos más grandes –Alemania entre ellos- prevalecieron. Eran sobre todo las repúblicas del Báltico –Estonia, Letonia y Lituania- y Polonia las renuentes a reanudar las conversaciones con Moscú. Éstas aducían que Rusia, en realidad, no había cumplido con lo acordado en el Plan de 6 Puntos elaborado junto con el presidente francés, Nicolás Sarkozy. En él se estipulaba que las tropas rusas debían retirarse hasta su posición anterior a la ocupación de Georgia que comenzó el 7 de agosto de este año.

Según observadores internacionales, si bien esto no ha sucedido completamente, las tropas rusas se encuentran fuera de Georgia. Según declaraciones oficiales del 16 de octubre, con esto Moscú cumple con el requisito para volver a sentarse a la mesa de negociaciones. Que el contingente en Osetia del Sur y Abjazia –las provincias separatistas cuya independencia sólo Moscú reconoce- haya aumentado de 2.500 a más 7.000, parece no ser un obstáculo.

El gas y el petróleo tienen la palabra

El punto decisivo es que la UE está muy interesada en que el petróleo y el gas rusos fluyan hacia Europa. El ministro luxemburgués de Exteriores, Jean Asselborn, lo expresó claramente: “No es sólo en interés de Rusia, también en el de la UE. A Moscú no le estamos haciendo un favor con ello”. Tampoco Gran Bretaña y Suecia ven alternativa a las negociaciones con Rusia; insisten sin embargo en el cumplimiento del Plan. Y advierten de no impedir el trabajo de los observadores internacionales.

El nuevo pacto de asociación sustituirá al de 1997 y sentará las bases de las relaciones entre ambas partes. Para los europeos se trata, sobre todo, de garantizar el aprovisionamiento energético. Así que una mayoría decisiva de países miembro estuvo a favor.

Siga leyendo: "No seguiremos como si nada"

DW recomienda